Lourdes de Armas

Escritora, teóloga y especilista de la Asociación de Escritores de la UNEAC.

En la novela: Marx y mis maridos, publicada por Ediciones Unión, el elemento voluptuoso aparece como un rasgo del personaje. Una mujer que disfruta del sexo a plenitud. Imagen tomada de Ecured
14.Abr.2018

En la literatura la crítica conservadora ha sublimado el lenguaje erótico y despreciado el pornográfico, tildando este último de soez, e indecente. Pero, erotismo y pornografía son dos formas particulares de la actividad sexual que han sido manipuladas por las sociedades para ejercer cierta represión moralista…

Entre las autoras destaca Anna Lidia Vega, (Bad painting, Catálogo de Mascotas). Foto tomada de La Jiribilla
02.Abr.2018

Las mujeres escriben y lo hacen aun sin esperanzas de publicar. Algunas consiguen insertarse en editoriales extranjeras, y se pierde una buena parte de la historia de la narrativa cubana. Pero las mujeres insisten, escriben y leen bajo la tenue y molesta luz del farol improvisado…

La escritora, ex-asambleísta nacional y, actualmente, embajadora de Ecuador en Nicaragua, ya es conocida en Cuba por su obra. Foto tomada de internet
01.Feb.2018

Con(Textos) Fugaces,  es un espléndido libro de la escritora ecuatoriana Aminta Buenaño, ganadora, entre otros premios, del concurso Internacional de relatos Jauja de Valladolid, España, y finalista del Concurso internacional de novela Ciudad de Badajoz, España...

Durante la entrega del Premio de Poesía Nicolás Guillén a su libro Las Tentativas. Foto tomada de Cubarte
16.Ene.2018

Siempre creí, y esta es una teoría muy mía, que los militares no tienen nada que ver con la literatura y mucho menos con la poesía, sin embargo, Marrero tiene una extensa obra poética: El pozo y el péndulo, La salvación y el eclipse y El salto mortal de la escritura

Cubierta del libro
15.Ene.2018

La novela presentada por Ediciones Unión, La tenista rusa, de Antonio Carballo es un espléndido libro. Cuyos juegos de palabras se arrullan de manera atrayente, para conformar una historia sin fines moralizantes, y gracias a ello, otorgarle un nivel de realidad auténtico. Trasmitiéndole al lector esa sensación de certidumbre conseguida mediante una prosa diáfana narrada por un protagonista implicado en la trama. Este narrador personaje, a mi juicio, decide la riqueza de la novela.

Parte IV
Diseño interior del libro. Foto: Internet
28.Abr.2017

El ateísmo imperante en la sociedad cubana de los setenta del pasado siglo, se manifiesta en la literatura de la época, especialmente durante el período conocido como “Quinquenio o Período gris”…