Yaima Cabezas

14.Sep.2020

A sus 85 años habla de la vida, de sus pasiones, de la responsabilidad con el hogar, y luego se define como «un escritor de concisión» porque ve en «la economía de palabras, un arma, un recurso esencial para decir lo justo»; y acoge como suya la premisa del gran poeta español Luis Cernuda «no sé nada, no quiero nada, no espero nada»…