Juan Formell y los Van Van: la leyenda (Parte II)

NOSTALGIA MUSICAL

Juan Formell y los Van Van: la leyenda (Parte II)

  • Foto tomada de Granma
    Foto tomada de Granma

Fundación de los Van Van (1969)

En 1969 Formell termina su contrato con La Revé, entonces conforma su propia orquesta Los Van Van. Juan siempre negó que el nombre surgió de la corriente que arrastraba la zafra de 1970. “Los Van Van llegaron, en medio de la zafra de los Diez Millones. Justamente la orquesta nace el 4 de diciembre de 1969, y estaba de moda la propaganda: “Los diez millones de que van van”. Algunos piensas que yo hice un tema para la zafra —de haberlo hecho por qué no decirlo—, pero no fue así. Yo sugerí que debíamos buscar un nombre que hiciera “tan, tan”. Dos frases seguidas eran perfectas, musicales y hasta pegajosa. Así alguien dijo: “¿Por qué no le ponemos Van Van?”. Y se quedó ese nombre…”

Ese alguien, todo parece indicar que fue Pupy que tenía bastante peso en la orquesta. “El nombre no se debe necesariamente a ese hecho, era algo que estaba en el ambiente –me explicó muchas veces en mi casa Pupy-. Van Van tiene que ver con la zafra, había el slogan: “De que van van”; pero no fue exactamente por eso. Los músicos fueron diciendo Los no sé qué, los no sé cuántos; entonces salió Los Van Van, surgió espontáneamente y yo tuve mucho que ver en eso. A partir de entonces muchas agrupaciones adoptaron nombres que llevaban la palabra “La” delante: Los Dada, Los Barba, al estilo de los grupos pop de España”.

Los avatares para organizar una orquesta en aquellos tiempos no era nada fácil. Los instrumentos electrónicos eran muy costosos. “Esos instrumentos de la orquesta —rememora Bidopia—, fueron conseguidos algunos en Panamá, y otros con ayuda de mucha gente. Pacho Alonso trajo como regalo de Panamá, el bajo eléctrico. Otros instrumentos Los Van Van los fueron trayendo de sus giras a Japón y Francia, Centro América. La orquesta hizo algunas grabaciones de prueba en la calle 9 y J, en El Vedado, donde antes estaba la Dirección de Música; esas grabaciones, después se difundieron en el Pabellón Cuba. Mucha gente pensaba que se trataba de una orquesta extranjera.”

Juan Formell explica el trabajo instrumental que escogió en su nueva orquesta. “Yo compongo música a partir de la guitarra, introduje la guitarra eléctrica y los rayados que hace este instrumento se los incorporé a los violines. Comencé a hacer un trabajo en bloque, entre la guitarra eléctrica y la flauta y al público le gustó mucho ese diseño. Eso cambió el sonido. Mezclé la flauta con la guitarra eléctrica, además de que la guitarra también hacía funky. Ese fue el truco, aunque resultó algo casual. Pero, debo decir que varios músicos de la agrupación se sintieron incómodos con los cambios que rompían el esquema de las orquestaciones tradicionales a las que estaban acostumbrados, por eso hice tienda aparte”.

En más de una ocasión Jorrín y Rafael Lay reconocieron, a Los Van Van —sigue exponiendo Formell—, “porque ellos decían que yo había logrado una charanga, sin dejar de serlo, no sonaba ni como Jorrín, ni como Aragón, que eran los dos grandes modelos de la época. Al fin y al cabo lo sucedió fue que como yo llego sin compromisos con nadie y puedo hacer todas las variaciones que quiero, de ahí lo que sale es ese sonido nuevo, diferente al de la estructura más rígida de la charanga tradicional”.

Estreno de Los Van Van (4 de diciembre de 1969)

Verdaderamente la primera presentación de Los Van Van fue en la Sociedad Típica Gallega, en una actuación de prueba en la fiesta de los 15 de la hermana del tumbador Raúl Cárdenas El Yulo. Pero el gran estreno oficial fue en la calle La Rampa, en 0 y 23, frente al Ministerio de Trabajo, entre el cine La Rampa y Cubana de Aviación.

Había gran expectativa por escuchar la nueva orquesta organizada por el director del momento.

“Yo me acuerdo que todos los músicos estaban atentos a esta nueva charanga —expone Adalberto Álvarez—. Hasta yo me presenté para ver su podía tocar con ellos, pero lo mío era el oboe que no cabía en esa charanga moderna”.

Los Van Van estrenan su flamante orquesta el 4 de diciembre, día de Santa Bárbara (Changó para los creyentes santeros). Después de muchos avatares, con el apoyo de Julio Bidopia, de la dirección de música del Consejo Nacional de Cultura.

El director del grupo Los Dada, Raúl Pastora me comunicó en su casona en la calle Amargura 362 de La Habana Vieja que Juanito lo fue a ver y le dijo: “Tú no sabes quién soy yo, no me conoces, pero yo soy Juan Formell y necesito que me prestes algunos amplificadores para el estreno de mi orquesta Los Van Van”

Entonces Pastora le dijo: “Entra y coge lo que tú quieras. También le ayudé en otras presentaciones en el teatro Amadeo Roldán. Total, que después nos hicimos amigos y entonces él era el que tenía que ayudarme con el sonido de mis presentaciones, porque Los Van Van se hicieron grande, así es la vida, hoy por ti, mañana por mí”.

El estreno fue apoteósico, la música que sonaba en aquellos momentos era el ritmo “Mozambique”, el dengue con Roberto Faz, Rumbavana con sus cantantes Raúl Planas y Orestes Macías. Se escuchaban Aurelio Reinoso, Tejedor y Lino Borges, los cuartetos de Los Memes y Los Zafiros. El Pá cá de Juanito Márquez, el pilón, el simalé y el upa upa con Pacho Alonso, el Chaonda con la Aragón, estaban en el ambiente. Del campo internacional se difundían Lucho Gatica con su voz de terciopelo, Javier Solís con el bolero ranchera, Los Cinco Latinos con Estela Rabal. Los Beatles y toda la cohorte de seguidores del pop español. Pero Juan Formell, con toda esa influencia, tenía fe en lo que hacía y el tiempo de daría la razón; los bailadores lo apoyaron hasta los días de hoy.

Cuando Los Van Van comenzaron, en ese año el hombre llega a la luna, aunque en Cuba la noticia pasó como un cometa, pero el mundo ya no era el mismo.

Los Van Van dieron la vuelta al mundo

Se presentaron en grandes universidades y conservatorios, en la Berkeley, Chapelle de Lombard de París, el Olympia de París, el Festival de Hollywood Bowl, el Martitime Hall, Lehman College, Gran Avenue de Los Ángeles, Club Martyrs de Chicago, Ronnie School de Londres, Red Sea Festival de Eilati Jazz House de Copenhagen, Muñus Marín de Puerto Rico. Lo mismo tocaron en cañaverales cubanos, que en la Tierra Santa de Israel.

Aparecieron en diversos periódicos y revistas, como The New York Times, The Japan Times, Nuevo Herald, The Times, Daily News, Granma, Salsa Cubana, Tropicana Internacional, Ritmo, Música Cubana, Musicalia, Revolución y Cultura, La Gaceta de Cuba, Cuba Internacional, Sol y Son. Los Van Van poseen 5 Girasoles opina de la popularidad y Juan Formell dos como compositor. “Ese es el mejor premio, el del pueblo.”

Formell: doctor en arte

El 14 de junio del 2009, el Instituto Superior de Arte (ISA) entregó a Juan Formell el galardón DOCTOR EN ARTE, por sus aportes en el medio siglo cubano. El director de Los van Van pasaba por obra de su talento a la Gran Escena de la música cubana.

Chucho Valdés patentizó que: “La música de Juan Formell no es solo popular, es culta, porque él es un clásico de la música popular cubana”.

Por su parte, Juan Formell declaró: “Todavía no me lo creo. Nunca pensé que en la vida se me diera esa oportunidad. Dedico este título a mi familia y a los músicos de Los Van Van”.

Premio al artista de la World Music, entregado en la exposición de Womex

Juan Formell con su orquesta Los Van Van recibieron el Premio al Artista de la World Music, en la Exposición de WOMEX, del 23 al 27 de octubre, del 2013, en Cardiff, país de Gales en el Reino Unido.

Esa es la primera vez que Cuba recibe ese premio. “Todos los premios —ha dicho Formell— siempre son méritos a la música cubana, al trabajo sostenido de nuestros músicos con la rica música nacional que nos identifica”.

Y en la entrega de los Premios del Grammy Latino, le preparan a los músicos cubanos una serie de reconocimientos: El Premio Especial a la Excelencia Musical 2013, elegidos por la Academia Latinoamericana de Grabaciones (LARAS), en Mandalay Bay Event Center de Las Vegas, el 20 de noviembre, en la 14 versión del Grammy Latino.

Este premio se le otorga los artistas que han realizado contribuciones  creativas en sus carreras. Juan Formell es catalogado  la verdadera definición de un innovador de la música.

Estos no son los únicos reconocimientos recibidos por Los Van Van, en todos estos 44 años. En 1992 la News Week, los cataloga como una de las cinco agrupaciones más estelares de la salsa, gracias al disco-antología Songo. Por esos días The New York Times los califica entre los grandes de la música salsera internacional de los últimos cinco años.

“Como un gran momento puede catalogarse la primera visita de Los Van Van a Nueva York –patentizó Formell-, fue el sueño realizado por nosotros, para romper el bloqueo de la industria musical. Demostramos que la meca del son, la salsa y la tima es Cuba”.

En homenaje a los 60 años de la orquesta Revé  y en homenaje al cumpleaños 75 de Juan Formell que trabajó en la Revé, el charangón y Los Van Van se presentarán en un mega concierto en La Tropical, el imperio de la salsa, el 30 de septiembre.

El tren se va

(Esta letra es un poema de Mario Rivera Mayito, Formell le puso música y quedó como un emblema de Los Van Van:

CORO 1:

Oye se va Van Van, se va tu tren.

Apúrate que se va se va se va.

Cuando se hable de salsa

Tú recordarás mi nombre

Porque en mi interior se esconde

La magia de hacer bailar

Repetirás al cantar

Mil cosas que haya dicho

Y me pedirás permiso

Porque yo soy el Van Van.

Coro 1

Cuando se escriba la historia

Sin dudas estaré presente yo

Yo nunca abandoné a mi gente

Ni me olvidé del solar

Y yo nací para entregar

Hoy todo lo que llevo dentro

Soy un tren del sentimiento

Que nadie puede parar.

Coro 1

Cuando menciones mi nombre

Si quieres ser distinguido

Espero que hayas comprendido

Que no es cantar por cantar

Tienes que saber lograr

Lo que te pide la gente

Y un aplauso solamente

Te vas, te vas a cantar.

Guía: Que no se pare, que no se pare la rumba

Voy a cantar ahora, voy a decirte todo lo que llevo dentro

Y esta es mi oportunidad

Recuerda bien, tienes que poner sentimiento puro

Que no es cantar por cantar.

Tienes que llegar al corazón de la gente que te quiere

Por siempre no pidas más

Yo soy Van Van, soy el sabor

Soy el tren de la alegría

Que te rompe el corazón.

Que no pare la rumba, que voy pá llá, ven a gozar.

Traigo la mano caliente subarará.

 Mayito sigue cantando y no pasará

El 4 de diciembre nací yo

Soy el hijo de Changó

Cardiosile

La mismísima Santa Bárbara

A mí me bautizó

Se me apareció y me dijo

Negrito no te canses

Tú eres el dueño del tambó

Por ese es que me quieres,

Por eso todos los santos me responden

Y me dieron la garganta

Pá cantar como el sinsonte.

Changó me dio el tambó

Y Eleggúa me abrió el camino

Y es que cantar es mi destino

El songo nació en el monte

Por eso todos los santos me responden.