La saga del circo cubano

NOSTALGIA MUSICAL

La saga del circo cubano

  • Cartel del evento. Foto tomada del sitio web del Circo Nacional de Cuba
    Cartel del evento. Foto tomada del sitio web del Circo Nacional de Cuba

El verano se vistió de lujo con el Festival Internacional Circuba 2017, en el Centro Cultural Carpa Trompoloco por muchas ciudades del país. El Circo cumple 49 años y ha recibido la visita de muchos circos de todo el mundo.

El circo cubano se remonta a 1800, con su pista circular y escenario para artistas del patio. Aunque existe el antecedente de don Felipe Lailson, padre del circo moderno de Cuba, con su espectáculo ecuestre y de payaso, en el Campo Marte. En 1803 se levanta un nuevo teatro, y convocó a los habaneros para crear una compañía de donde saldrían los cómicos del país y Francisco Covarrubias. Así surgió nuestro segundo teatro: el del Circo.

Cuba fue el primer país de América Latina y el Caribe en conocer el circo moderno, un país tan pequeño llegó a contar con 42 circos de diversa magnitud, la mayoría sostenido por dinastías familiares que enseñaban por tradición oral. Los grandes circos contaban con unos 50 integrantes, ellos exponían: trapecio, trepe, onda aérea, vuelo de pájaro, ballet aéreo, requilibrio en cuerda floja, amaestradores, malabaristas, magos, ilusionistas prestidigitadores, levantadores de fuerza, faquires, come candela, come vidrio, bufos cubanos, rumberas, trucos de mujer sin cuerpo, mujeres araña, mujer eléctrica, telépatas, domadores de perros, leones, elefantes y animales amaestrador.

Ya en el siglo XX el primer circo fue el Montalvo de 1908, los circos más grandes reconocidos eran: Santos y Artigas (don Pablo Santos y Jesús Artigas), Pubillones (Oscar Piedra), Montalvo (Lalo Montalvo), Los Pequeños, Los Pequeños Los Moralitos con el Indio Torres, Ismael Morales y toda una familia musical, Los Hermanos Mondejar, Nelson, Los Hermanos Marcos,  (Antonio Marcos), Los Llerandi, Bufalo Bill, Gladys, Miriam, Oriental Javier, (Celedonio Pînto y Maria Bustamante), Pubillones, Duflar, Buenos Aires, Los Charote, Hermanos Oliver, Hermanos caballero, Hermanos Torres, Iris Torres, Choricito, Continental, Alexander, Maria Antonieta Pons, Hermanos Leyva, Henry Henry, Royal, Los Chilenos, Athenas. Una buena cantidad se fundaron en los finales de la década de 1950 con domadores de leones y elefantes. En 1958 solarmente existía un solo número de domador con el Capitán Valle, Santiago Bravo y Joaquín Hernandez.

Los circos tenían plan de rutas y jugaban con el pago de los trabajadores, principalmente visitaban centrales y bateyes, donde había más posibilidades. Unos salían por el Norte y otros por el sur. Se coordinaba con la policía y el alcalde del pueblo. Ellos habilitaban un terreno para acoger a los circos, que trabajaban todo el año, menos septiembre y octubre en que reparaban y ensayaban. En noviembre ya los centrales estaban funcionando. Los circos pequeños se movían en el área de su provincia. Muchas veces llegaron a coincidir dos circos a la vez, aunque las autoridades intentaban que no sucediera.

Cuando había crisis económica se arriesgaban a buscar sostenerse a toda costa, en una ocasión una motococicleta pasó por encima de una cuerda entre el teatro Payret y el Teatro Nacional (hoy Gran teatro de La Habana Alicia Alonso). Con esa propaganda consiguieron diez mil pesos. Aunque los circos eran patrocinados por firmas comerciales que le facilitaban carpas, transporte y regalaban cerveza que se vendían en la cantina del circo. Los circos se movían en camiones y coches de trenes con dormitorio y todas las necesidades de cirqueros). En uno de esos circos ambulantes, trabajaba como pailero en el piquete musical, el padre del gran músico José Luis Cortés (NG La Banda) y se llevó a una mujer del pueblo de La Salud en La Habana y de esa pareja nació José Luis, el director de orquesta que revolucionó y creó el género musical llamado timba (salsa cubana)

LLEGADA DE LA REVOLUCIÓN EN 1959

Tras el triunfo de Enero, nacionalizan los circos, se crea en 1961 el Circo Nacional, administrado por Violeta Casal y Pedro Alvarez. La caravana contaba con 34 vagones de tren con todas las condiciones, incluyéndose el coche Semite, que perteneció a uno de los presidentes de la etapa del sistema anterior. 

Existió una etapa de crisis en la que se emplearon cantantes populares en los circos. La experiencia la inaugura el bolerista estrella Orlando Contreras, le siguieron Frank Hernandez, Wilfredo Mendi dueño del circo Royald. Pasaron también Ñico Membiela, el Indio Araucano y muchos más. También recordamos a los cuartetos Los Zafiros y Los Meme.

Primer Circo Socialista de América, debutó en el mismo lugar del inolvidable pionero de 1800, la Plaza del Vapor, hoy Parque El Curita, cerrado por las calles Reina, Galiano, Águila y Dragones, La Habana.

En febrero de 1962, el joven Gobierno Revolucionario entregó al Consolidado de Centros y Atracciones Turísticas una carpa azul de cuatro mástiles, un tren de 34 piezas con cocina, dormitorios, oficinas, restaurante de lujo, planta eléctrica, dos pipas de agua potable, baños y un círculo infantil para los hijos de los artistas.

Espectáculo del Circo

Dentro, todo era hermoso, brillante; guardapoles como caramelos enormes, pista roja y gigante, camones con luces. Todo el espacio aéreo colmado de aparaturas llenaba a los asistentes de interrogantes y una cortina también roja sugería que algo fantástico se haría realidad.

Esta carpa giraba por todo el país diez meses con personal excelente. La ubicación hace unos años de una sede fija, la carpa Trompoloco, en 5ta. Avenida en Playa, ha contribuido también con darle una mayor estabilidad a estos espectáculos. De un tiempo acá, la renovación en la carpa se ha hecho más palpable, un montaje del prestigioso coreógrafo cubano, Alberto Méndez. La lámpara maravillosa que se exhibe en ese espacio, ha cambiado de algún modo la manera de concebir el circo cubano.

Festivales

Después vinieron los festivales: INTERCIRCO, por principales puntos, Festivales CIRCUBA, iniciados en 1981 y retomados nuevamente después de un largo descanso desde 1991, en el año 2007 y diversos premios internacionales: Pista Joven de París, Moscú en la entonces URSS; Primavera de Pyongyang, República de Corea; Doha, Qatar; Veo Veo, España; Ulán Bator, Mongolia; Montecarlo, Karlovy Vary, antigua Checoslovaquia; Riva de Garda, Italia y muy recientemente en Albacete, España, en cuyas pistas logramos aplausos y medallas de todos los metales y colores.

En 1976 nació el Circo Areíto en Camagüey y al año siguiente la Escuela Nacional Yuri Mandich. En el 2000 queda una carpa nombrada Edwin Fernández. En 2002 debutó con el nombre de Circo Nacional de Cuba en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional y en agosto de 2005 se inauguró con el espectáculo "Ritmo, Color y Fantasía" la carpa Trompoloco.

El Circo Nacional de Cuba ha participado, por más de dos décadas, en los festivales más importantes de circo del mundo, y ha obtenido prestigiosos premios en estas pistas en sus ocho géneros. Entre los más importantes se encuentran: Festival Internacional de Circo del Mañana. La Pista de París, Francia.

Festival Abril en Primavera. Pyong-Yang, Corea.

Festival Internacional de Circo de Verona, Italia.

Cursos

El Circo Nacional de Cuba ofrece cursos de adiestramientos en las distintas especialidades circenses, así como en montaje y perfeccionamiento, y cuenta con especialistas capaces de brindar técnica y metodológicamente una formación integral en cualquier género o especialidad en una institución educacional.

Cuenta con una Escuela Nacional de Circo, subordinada al Centro Nacional de Escuelas de Arte, que aporta al mundo circense cubano la mayor parte del talento artístico de la isla.

Giras Internacionales

El circo cubano ha mostrado su arte en numerosos países como: Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Portugal, Francia, Suiza, Inglaterra, México, Corea, España, Italia, Colombia, República Dominicana, Martinica, Guyana, Venezuela, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Canadá, Holanda, China, Mongolia, Rusia, Hungría, Polonia y Bulgaria, entre otros.

El circo, es una historia apasionante y extensa, está en la memoria de casi todos los niños, merece muchos libros.

Notas:

La artista de circo, laureada de la UNEAC, Hilda Venereo de la Paz, publicó en el 2016, por la editorial Oriente un libro maravilloso titulado El círculo mágico: Orígenes del circo en Cuba 1492-1850.

Para este artículo utilicé como consultante a Jesús Ramón Rodríguez, en el 2007, el artículo aparece en el libro de este redactor, lleva el título de Esta es la música cubana, Ed. Adagio, 2016.