30 artistas, 30 años del FCBC en Holguín

30 artistas, 30 años del FCBC en Holguín

Etiquetas: 
: Plásticos, AHS, Holguín, FCBC
  • La exposición 30 x 30 se exhibe en la UNEAC a propósito del 30 aniversario del FCBC en Holguín. Fotos del autor
    La exposición 30 x 30 se exhibe en la UNEAC a propósito del 30 aniversario del FCBC en Holguín. Fotos del autor
  • La exposición 30 x 30 se exhibe en la UNEAC a propósito del 30 aniversario del FCBC en Holguín. Fotos del autor
    La exposición 30 x 30 se exhibe en la UNEAC a propósito del 30 aniversario del FCBC en Holguín. Fotos del autor
  • La exposición 30 x 30 se exhibe en la UNEAC a propósito del 30 aniversario del FCBC en Holguín. Fotos del autor
    La exposición 30 x 30 se exhibe en la UNEAC a propósito del 30 aniversario del FCBC en Holguín. Fotos del autor

La obra de 15 creadores de las artes visuales e igual número de artesanos holguineros integran la exposición colectiva 30 x 30, en la Sala Fausto Cristo de la UNEAC, como homenaje al XXX Aniversario de la Filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) en la provincia.

Esta muestra, amplia en su diapasón de posibilidades, reúne el quehacer de muchos de los principales creadores de la provincia, asociados al Fondo, “coincidiendo así selectas obras que muestran el bregar de quienes han perpetuado el sostén de esta empresa con su quehacer diario y que a su vez ha sido reciprocado con la promoción, representación y comercialización de obras de auténtica calidad, para el disfrute estético, utilitario y espiritual de sus seguidores”, asegura en el catálogo Anette Rodríguez Reyes.

No solo es un muestrario representativo de lo mejor del FCBC, sino también buena parte de lo más distintivo de las artes visuales en la provincia. Los nombres reunidos aquí no pueden faltar si vamos a realizar una amplia muestra del arte holguinero, entre ellos Cosme Proenza Almaguer, Jorge Hidalgo Pimentel, María del Pilar Reyes, Magalis Reyes Peña, Julio Breff, Lauro Hechavarría, Jorge Luis Cudina y Silvio Pérez Carralero. Sus obras, reunidas en exposiciones personales y colectivas a lo largo del año, emplazadas en diferentes sitios de la ciudad, integran ese corpus abarcador del arte holguinero. Lo mismo sucede con el trabajo de sus artesanos, donde se integra utilidad con arte, con creadores como Yosvani Licea, Jorge Luis Betancourt y Alejandro de la Torre.

Cosme Proenza, el más conocido e internacional de los artistas plásticos holguineros, incluye en la muestra una pieza firmada este mismo año, “Mármol” (técnica mixta/tela). Por su parte, Jorge Hidalgo trasluce en el amplio óleo sobre lienzo que es “Diálogo”, la cubanía transculturizada que caracteriza su quehacer como pintor y grabador.

Las obsesiones creativas de Magalis Reyes, partiendo comúnmente del autorretrato, reaparecen en “La Autómata” (acrílico/tela). Mientras que María del Pilar Reyes, en “Franciscanos en oración II” (pastel/cartulina) nos muestra una obra que sigue la línea trazada en su producción anterior, impregnándoles a sus sugerentes figuras una humanidad que destila un halo metafísico y espiritual, cargadas al mismo tiempo de “símbolos muy escuetos, inmersos en la luz, materia primigenia de todo lo existente”, como escribió Martín Garrido en las palabras de su reciente muestra A las puertas de la luz.

Otras piezas destacan en 30 x 30, exposición organizada por la UNEAC en la provincia, el FCBC, que celebra su 40 aniversario, y su Filial holguinera, en el marco de la Feria Internacional de Artesanía Iberoarte 2018: la colorida obra “Caballos” (esmalte sintético/lienzo) que caracteriza parte del trabajo –el estudio simétrico, las líneas, los colores– del también reconocido escultor Lauro Hechavarría Osorio; “Puesta en escena” (acrílico/lienzo) del mayaricero Julio Breff, uno de los principales exponentes del naif insular; el entramado surrealista y cubano palpable en lo profundo del “monte” caribeño, presente en el hermoso óleo sobre lienzo que es “Fabulaciones”, de Jorge Luis Cudina; “La Anunciación II”, sugerente obra en acrílico/madera de Víctor Manuel Velázquez; “Si no controlas tu mente, otro más lo hará (Obra a cuatro manos con Barbara Kruger)”, acrílico/lienzo de Ronald Guillén Campos y varias maquetas (Fuente del boulevard holguinero, escultura de Faustino Oramas “El Guayabero” en el Hotel Blau Costa Verde, y fuente en el Centro Comercial Guardalavaca) de Silvio Pérez Carralero.

Otras piezas y autores integran también 30 x 30: “Trapomanías”, collages de José Emilio Leyva Azze; “Duérmete niña, duérmete ya” y “El corazón con que vivo”, técnicas mixtas de Leticia Leyva Azze; “La columna infinita según Brancusi (De la serie Amantes)” de Javier Erid Díaz Zaldívar; “Laberintos”, acrílico/tela de Eduardo Leyva Cabrera; y “Fragmento interior”, mixta/soporte cerámico (barro bizcochado) de Rafael Leyva Herrera.

Por su parte, los artesanos incluidos en 30 x 30, con dirección de Manuel Hernández Ramos y museografía de Anette Rodríguez Reyes, trabajan diversas técnicas y materiales, y se encuentran entre los más representativos del FCBC y la tradición holguinera.

Oscar Corona Verdecia, Osmani Reyes Alarcón, José Jacinto Delgado Torres, Teresa Blanco, Carlos Ricardo Soler, Tania Estrada y Julio Hung trabajan la ductilidad de la madera. El primero muestra búcaros marqueteados; el segundo expone un conjunto de vasijas con tapa, en marqueteado y fresado; José Jacinto muestra unos hermosos humidores en marqueteado y fresado; mientras Teresa ofrece un abanico (pirograbado) de su creación. De Soler encontramos tallas y madera ensamblada, mientras del dúo creativo de Tania Estrada y Julio Hung es la lámpara de madera expuesta en la UNEAC.

Dentro de la muestra destaca el trabajo del restaurador Jorge Luis Betancourt, quien expone un fonógrafo de cilindros del siglo XIX que funciona perfectamente, dejando escuchar una grabación realizada a finales de ese siglo; y el trabajo de tallado y calado en cáscaras de huevos de gallina y avestruz, incluida una hermosa bola del mundo y figuras abstractas realizadas en este material, de Glennis Perdomo Álvarez y Ricardo Rodríguez Cruz.

Otras piezas se integran coherentemente a la muestra expositiva: la cesta con frutas, el ánfora y la vasija con tapa, realizadas en fibra con punto santo domingo, de Juan Tomás Isla Iñarrute; la pieza textil, con la técnica de drapeado a mano, de Alejandro de la Torre, como parte del proyecto D´voces y elegancia; la guayabera para hombre utilizando el deshilado, de las creadoras Julia Borrego y Vilma Natasha; el trabajo en restauración de Manuel Silva Escobar; el vitral restaurado (madera y cristal) del gibareño Fernando González Longoria; la obra decorativa representando a “La última cena”, de Da Vinci, en madera y cristal samblasting de Yosvani Licea; la pieza en cerámica “La luz del caguairán”, de Alcides Rodríguez, y el vestido en deshilado de Maurice Fonseca.