Abre expo de Montebravo en la UNEAC de Cienfuegos

Abre expo de Montebravo en la UNEAC de Cienfuegos

Etiquetas: 
: Plásticos, arte naif, Cienfuegos
  • Obra de Montebravo perteneciente a su serie Pipisigallos. Foto: Archivo personal del autor
    Obra de Montebravo perteneciente a su serie Pipisigallos. Foto: Archivo personal del autor

Siempre Montebravo es el título de la exposición que ha sido abierta y permanecerá en cartel hasta el 15 de enero próximo en el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Cienfuegos.

La Galería Mateo Torriente, de dicha sede, acoge esta muestra de pinturas del desaparecido artista plástico cienfueguero José de Jesús García Montebravo, miembro emérito de la organización, quien falleciera en 2010.

El artista, nacido en 1953, fue un importante exponente del arte naif en el país, de formación autodidacta, como buena parte de los cultores de la tradición ingenua o primitiva.

Su producción visual comenzó a trascender tardíamente dentro del panorama artístico nacional, a partir de su intensa labor durante los años ´80 del pasado siglo, la cual concitó la atención de galeristas y críticos más allá de nuestras fronteras.

Montebravo tuvo una intensa actividad creativa, demostrada en la organización de 385 exposiciones entre personales y colectivas; de las cuales 326 fueron en Cuba y 59 en el extranjero.

A través de tales muestras describió un arco iniciado en 1983 al vincularse como artista aficionado a los talleres de la Casa de la Cultura Benjamín Duarte, de Cienfuegos, hasta realizar muestras personales en la primera década del siglo actual en el Centro de Estudios Cubanos de Nueva York y participar en el 2003 en la segunda edición de la prestigiosa Subastahabana, en tanto muestra del aprecio que había alcanzado su obra en el circuito especializado del arte. 

De acuerdo con la crítica de arte Massiel Delgado Cabrera, “fue su producción artística un testimonio de la fuerza de su talento, que sin disponer de las relativas garantías aportadas por la formación académica, alcanzó el reconocimiento de la crítica especializada y del público. Siempre inspirada en los lenguajes estéticos contemporáneos y en los referentes de la cultura popular tradicional, sus Pipisigallos, las Escenas Fantásticas o las Infantas, por citar sus series más conocidas, fueron su contribución personal a los valores que conforman la nación y la nacionalidad cubanas”.

El creador manifestó en cierta ocasión que “lo cubano no es una palma, no es una negrita rumbera, no es el arte que se vende en la calle; es mucho más que la mulata, que el ron. El arte cubano es más profundo, es la interpretación de cada artista, es la síntesis de su visión reflejada en trazos, en color”.

Varias de sus pinturas emblemáticas se encuentran en la exposición póstuma Siempre Montebravo, comisariada por la UNEAC de Cienfuegos.