Ácana: variedad en las propuestas editoriales

Feria Internacional del Libro 2018

Ácana: variedad en las propuestas editoriales

Etiquetas: 
: Escritores, Feria Internacional del Libro 2018, Camagüey
  • Catálogo de títulos publicados este año por la editorial. Foto de la autora
    Catálogo de títulos publicados este año por la editorial. Foto de la autora

La tarde del 2 de enero de 2018, en la Sala Alejo Carpentier de la Cabaña, en el marco de la 27 Feria Internacional del libro de La Habana, la editorial camagüeyana Ácana, presentó14 títulos, entre ellos 9 novedades editoriales.

Primeramente, se presentaron los libros pertenecientes a la colección Suma y reflejo: Las oscuras leyendas de Chano Pozo, de Ricardo Oropesa; Barberán y Collar: el enigma del Cuatro Vientos, de Franklin Picapiedra; La invención simbólica de lo complejo: sobre la poesía de Roberto Manzano, de José Emilio Hernández y Cuadernos de historia principeña, libro que cumple su 15 aniversario de creación por su coordinadora Elda Cento, Premio Nacional de Historia.

En un segundo bloque los de Ciencia y técnica: Sabor y saber, de Frank Rodríguez Pino, volumen galardonado: mejor libro de cocina de América en el campeonato mundial de la Gourmand celebrado en Yentai, China y Madura y crece emocionalmente, libro de autoayuda de Orlando Sergio Alonso.

En el tercer momento, la ironía se dio cita en esta sala, pues convergen en este tono: La saga del perseguido, de Guillermo Vidal; El callejón del infierno, de Roberto Méndez; Versiones no oficiales, de Juan Nicolás Padrón, La última aurora, de Elaine Vilar Madruga y País grande, país pequeño, de Yoss. Las dos últimas de ciencia ficción, y ven la luz a través de la joven colección EsKlibur, dedicada a la literatura fantástica, en toda su gama; dos novelas paradójicas y profundas.

De Méndez se pudo apreciar su relectura de lo histórico, sin embargo, en palabras de este: “no estamos en presencia de una novela historia clásica, pues los personajes históricos pasan como sombras al fondo de la novela, la Avellaneda, Amalia Simoni o Ignacio Agramonte”. La solución inconclusa de un crimen dio pie a que surgiera esta historia, y también a La saga del perseguido cedido gentilmente por la viuda del autor a la editorial camagüeyana; fue premio Alejo Carpentier en 2013. A partir del atropello de un niño, el personaje se dará a la fuga, en un lirismo desesperado Vidal nos hará sentir a través de su historia lo que puede hacer el miedo y la culpa en los seres humanos. Juan Nicolás apunta en su texto, que la gente dice que “Todo está escrito”, y que no sabe si eso es bueno o es malo. Versiones sobre diferentes historias ya conocidas como la Caperucita, aunque en sus páginas no brida el autor aburridas soluciones a los errores de dichos relatos.

La poesía aparece en un último y cuarto bloque, pero no por eso es menos importante. Se presentó: Teoría del fulgor accesorio, de Ronel González, libro que también se recrea en lo histórico; por ejemplo, en la muerte de Amalia Simoni que le pide a su hija Herminia que toque para ella en el piano melodías que tocara a Ignacio, al finalizar la música, Amalia ha muerto. Y Año sabático del premio Casa de las Américas, Reinaldo García Blanco, libro que fue Premio Emilio Ballagas, en él dice su autor: “tres patrias tengo yo: Cuba, Martí y la noche”.