Acercamientos a la historia de la traducción literaria

Acercamientos a la historia de la traducción literaria

Etiquetas: 
: Escritores, Centro Cultural Cubapoesía, traducción literaria
  • Sobre el papel del traductor literario versó el segundo encuentro del Laboratorio de Escrituras Seminario de Invierno con José Eduardo Degrazia. Foto del autor
    Sobre el papel del traductor literario versó el segundo encuentro del Laboratorio de Escrituras Seminario de Invierno con José Eduardo Degrazia. Foto del autor

Sobre el papel del traductor literario versó el segundo encuentro del Laboratorio de Escrituras Seminario de Invierno con José Eduardo Degrazia, esta vez desde el Centro Cultural CubaPoesía. Acompañado en la mesa de diálogo con el público, por Jesús Írsula, presidente de la Sección de Traductores de la Asociación de Escritores de la UNEAC, quien citando a Saramago nos recuerda que el oficio del traductor es acercar la literatura universal a los pueblos. La multiplicidad de oficios que desarrollan estos creadores que acompañan a los autores a la vez que difunden, suelen también recrear las obras originales aportando también al mérito artístico o creativo primigenio. En Cuba existe una imbricación importante con los intérpretes y los estudiantes de idioma a fin de garantizar la nueva formación de traductores literarios.

Para el autor brasileño, tener esta oportunidad de intercambiar con especialistas cubanos le permite confrontar su labor como no profesional de este oficio. Todos los traductores han dejado en él una huella importante, pues al ser escritor y hombre de las ciencias médicas, tiene un complemento en la traducción que se le acerca mucho al arte de la escritura creativa como si aventurara en cualquiera de los géneros de las bellas letras. Conociendo países y nuevos amigos a través del ejercicio de trascribir el espíritu de los autores por más lejanos que nos sean sus idiomas originales.

Para Írsula una libertad del traductor al abordar una obra literaria sin el temor a traicionar el sentido del texto. Francisco Díaz Solar, uno de los difusores de la literatura germánica para el público cubano nos ilustra sobre la historia de cómo se fueron gestando y realizando los trabajos de traducción a través del instituto cubano del libro teniendo a relevantes autores cubanos y especialistas  como encargados de tender los puentes, entre ellos David Chericián, Eliseo Diego entre otros.  Virgilio López Lemus, defiende que la figura del versionista tendiendo una sedimentada cultura, debe acompañar el trabajo del traductor literario, y de ellos hay excelentes ejemplos como el de Cintio Vitier y Juan Rulfo. El aporte de la asociación de traductores ha permitido que las editoriales del instituto mejoren la calidad de sus libros de autores foráneos.

Degrazia, aclara que para la traducción de su novela El fabuloso viaje de la miel de avispa, Lemus tuvo que leer una importante cifra de libros de la región de Rio Grande del Sur, dejando además de delicado trabajo más de un centenar de notas al píe para acompañar el discurso narrativo, cuidando de no dislocar el sentido del mismo.  Esta  mañana de jueves en la esquina de 25 y Hospital, el seminario de invierno, pórtico para acercar a nuestros escritores y especialistas a través de los intercambios da continuidad a su propósito de fortalecer el arsenal de nuestro movimiento literario.

Ayer viernes el tema de la poesía ocupó la mañana, con la coordinación del escritor Alberto Marrero, presidente de la Sección de Poesía de la UNEAC.