Alas por la Vida: un mensaje de amor, fuerza y esperanza para la mujer

Alas por la Vida: un mensaje de amor, fuerza y esperanza para la mujer

Etiquetas: 
Periodismo, proyecto
  • El Doctor Alexis Cantero, condecorado con la Distinción Félix Elmuza. Foto tomada de Granma
    El Doctor Alexis Cantero, condecorado con la Distinción Félix Elmuza. Foto tomada de Granma

Existen profesionales que, aunque desconozcan  el rigor y la labor a profundidad de otros, ameritan llegar a ser reconocidos por ella durante  buena parte de sus vidas producto del incalculable humanismo que les caracteriza y por practicar aquel adagio martiano que afirma que  “el espíritu humano tiene tendencia natural a la bondad y a la cultura, y en presencia de lo alto se alza, y en la de lo limpio, se limpia”. (1)

En dicho adagio podría sintetizarse el trabajo del doctor Alexis Cantero, condecorado con la Distinción Félix Elmuza, la más alta otorgada por el sector del periodismo cubano a personalidades destacadas en el quehacer de dicha labor y a su meritoria contribución desde el punto de vista social y cultural.

En esta oportunidad uno de los distinguidos, junto a 15 periodistas de medios nacionales y 37 pertenecientes a órganos provinciales, fue el doctor Cantero, presidente de la Sección de Mama de la Sociedad Cubana de Cirugía y director del Grupo de Mastología del Hospital Manuel Fajardo de La Habana, quien, entre sus más prominentes avales incluye la dirección el proyecto Alas por la Vida, surgido inicialmente para desarrollar y apoyar un grupo de actividades con operadas de cáncer de mama, junto a familiares, médicos y especialistas, con el objetivo de tratar de atenuar de alguna forma las secuelas que deja esa enfermedad.

“Para hablar de Alas por la Vida hay que hacerlo a partir de la formación de un grupo que se inicia alrededor del 2003-2004 y que, casi de inmediato, obtuvo total apoyo por parte de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), y de sus entidades la Casa de Orientación a la Mujer y a la Familia y el Centro de Capacitación ‘Fé del Valle’, así como de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU) y del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, (ICAP). Con el tiempo, a Alas… se le unieron la Sociedad Cubana de Cirugía de Mama y el Grupo Provincial de Oncología para realizar una cobertura aún mayor y de más profunda divulgación y atención a todas aquellas pacientes (o no), con padecimiento de cáncer de mama”.

Así inició su conversación con este Sitio Web, en la sala habanera de la Casa del Alba Cultural, el connotado profesional, tras ser condecorado por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), para resaltar seguidamente que “en las naciones desarrolladas y, en especial, en instituciones privadas de atención médica, existen incontables colectivos de pacientes operadas de cáncer de mama que se reúnen entre ellas “en los llamados Grupos de Autoayuda, en los que se incluyen también enfermeras o enfermeros, familiares y amigos, entre otros”.

“Sin embargo, en Cuba, este trabajo lo realiza Alas por la Vida de una forma totalmente distinta, lo que lo hacen único en el mundo, al ser un proyecto, o más que un grupo, es ya prácticamente una organización no sólo social sino también cultural, en la que convergen centenares de operadas de todo el país, y donde además de recibir apoyo institucional —en especial de la FMC—, se actualizan en información científica relacionada con su padecimiento —al igual que sus familiares—, además de producirse un profundo intercambio humano y psicológico (anti-stress), con especialistas y técnicos en la materia, y de profundizarse en el conocimiento y las preocupaciones de cada paciente por el logro de una salud satisfactoria.

“En estas reuniones —efectuadas cada dos meses y que reúnen a cientos de pacientes, junto a familiares y amigos en salas teatro o de cine de la capital cubana—, participan como conferencistas o brindando sus experiencias representantes de las organizaciones anteriormente citadas, del Ministerio de Salud Pública y de la Unidad Nacional de Control del Cáncer”.

El profesor Cantero especificó que los temas tratados en cada una de esas reuniones son diversos y pueden partir “desde problemas como la sexualidad (tras intervención quirúrgica); el divorcio y sus incidencias; la dieta; la bioética en el enfermo oncológico; la medicina alternativa; la importancia del deporte en la salud… hasta los conflictos de género; a la vez que se producen intercambios y recomendaciones entre pacientes y especialistas en Mastología de otros hospitales del país”.

A la interrogante: ¿Por qué el nombre Alas por la Vida?

“En un inicio, el colectivo se llamó Grupo de Apoyo a Pacientes Mastectomizadas pero, en una ocasión en que todos nos reunimos, una enfermera declamó un poema muy bello que conmovió muchísimo a las pacientes titulado: El Ala Perdida. Poco tiempo después, todas decidieron unánimemente atribuirle otro nombre al Proyecto y se recuerda aquel poema de El Ala Perdida. Mas, ¿por qué perdida? Se preguntaron muchas de ellas,…“Nada está perdido para nosotras pues, seguimos viviendo gracias al apoyo que estemos…” Y así fue cómo, a mediados del 2006, se decidió cambiar el nombre por el de Alas por la Vida.

Cada dos meses las pacientes que conforman Alas por la Vida se reúnen para recibir información referida a diversos aspectos o temas que parten desde la necesidad del autoexamen de mama; la sexualidad (tras intervención quirúrgica); el divorcio y sus incidencias; la dieta; la bioética en el enfermo oncológico; la Medicina alternativa; la importancia del deporte en la salud…hasta los conflictos de género. Estos encuentros también permiten los intercambios y recomendaciones entre pacientes y especialistas en Mastología de otros centros hospitalarios del país, al igual que con directivos de la FMC y trabajadoras sociales en general.
“Cualquier mujer que haya participado durante los últimos años en estas reuniones va a modificar por completo su actitud ante la vida. Sus aspiraciones serán siempre positivas, al igual que su tiempo lo tendrá ocupado en otras accionescomo pueden ser las visitas a museos, teatros, a centros e instituciones de promoción artística y cultural…Esa mujer mastectomizada reflexionará acerca de la necesidad de seguir viviendo, pero con otra óptica: la de continuar siendo útil y aprender a tener una vida social más culta y productiva. Actualmente,  Alas por la Vida es uno de los proyectos más sobresalientes llevado a cabo por especialistas y profesionales de nuestro Sistema Nacional de Salud de reconocimiento internacional”.

Notas

(1) Revista La América, abril de 1884. T. 15, p. 390.