Alegría 2018 contagió a Mayabeque en su séptima edición

Alegría 2018 contagió a Mayabeque en su séptima edición

Etiquetas: 
Escénicos, Mayabeque, teatro infantil
  • Esta cita se fortaleció a partir de un mayor vínculo con el Movimiento de Artistitas Aficionados y los integrantes de los talleres. Foto del autor
    Esta cita se fortaleció a partir de un mayor vínculo con el Movimiento de Artistitas Aficionados y los integrantes de los talleres. Foto del autor

Tres espectáculos de la compañía teatral Estro de Montecallado centraron la celebración en Mayabeque del Séptimo evento de teatro para niñas y niños Alegría 2018, el cual fue auspiciado por la dirección municipal de Cultura de Bejucal  y la UNEAC.

A la uno, a las dos y las…., Carrusel de Cuentos y Contando con Mauri deleitaron a las infantes de varias escuelas primarias de esa localidad y pueblo en general que asistieron a la nueva sede de la agrupación ubicada en el Cine Teatro Martí y al Paseo Cultural de la Calle Real, donde el segundo sábado de cada mes el grupo tiene una peña.

La Actriz María Elena Vázquez Segura, integrante de ese colectivo y presidenta de la Asociación de Artistas escénicos de la UNEAC destacó la importancia de esa labor dirigida al público infantil y resaltó que en los espectáculos están presentes textos de autores del territorio miembros de la organización como Omar Felipe Mauri Sierra.

Añadió que ese trabajo se fortaleció a partir de un mayor vínculo con el Movimiento de Artistitas Aficionados y los integrantes de los talleres que desde hace muchos años ella imparte en la UNEAC denominados Estudios Montecallado. Lamentó que por dificultades con la trasportación esta vez no los acompañaran otros colectivos de la demarcación como Las Olas y Tacón.

Para la actriz Yanara Díaz, miembro de la UNEAC, fundadora del grupo que celebra dos décadas de fundado la labor dirigida a la grey infantil es una de sus mayores fortalezas a pesar de no ser una compañía no especializada en esa labor, ya que la mayoría de los actores se dedican también al género dramático.

Ese es el caso de Pedro Julio Díaz Ferrán, miembro de la UNEAC, un profesional de las tablas que ha incursionado también en otros medios como el cine, la radio y la televisión en trabajos dirigidos a adultos, sin embargo para el él trabajar para los pequeños es retroalimentarse. “Es una realización pues ellos me dan la vitalidad y la fuerza que uno necesita. Para mí es importante que el infante se divierta y reflexiones en torno a la propuesta que le ofertamos”.