Ambiente discursivo en Ciego de Ávila: taller de racialidad

Ambiente discursivo en Ciego de Ávila: taller de racialidad

Etiquetas: 
Escritores, UNEAC, Ciego de Ávila, Comisión Aponte
  • El evento rinde tributo a la figura de la Madre de la Patria, Mariana Grajales.
    El evento rinde tributo a la figura de la Madre de la Patria, Mariana Grajales.
  • El evento rinde tributo a la figura de la Madre de la Patria, Mariana Grajales.
    El evento rinde tributo a la figura de la Madre de la Patria, Mariana Grajales.

Con las palabras iniciales y la presentación a cargo de Nayrobi Terry, destacada periodista avileña y presidente de la comisión de racialidad Clotilde Agüero de la UNEAC avileña, da inicio este 31 de enero, el taller sobre racialidad en el salón de asambleas de la sociedad china.

Participan en tan importante suceso Pedro de la Hoz, periodista y vicepresidente de la UNEAC nacional, los intelectuales y también miembros de la comisión José Antonio Aponte el Dr. Jesús Guanche y Dr. Esteban Morales, así como instituciones culturales, sociedades civiles, el PCC, UPEC, la radio y televisión avileña, la universidad, entre otros invitados.

Se abre la jornada con la participación siempre agradecida de un proyecto de títeres parlantes de varillas, el Guiñol Polichinela, un homenaje a lo mejor de nuestra canción, a los refranes cubanos que tienen arraigo en la cultura popular y concluye la sesión con la pieza musical del cuarteto las D’Aida, ese ocasional grupo que hizo historia.

Con la voz de Nayrobi Terry se hace realidad el informe de trabajo de los logros y objetivos de esta comisión de racialidad en la provincia, fundada el 11 de noviembre de 2011 y que ha venido trabajando de manera ininterrumpida en la sede de la UNEAC avileña para beneficio de la cultura e identidad cubana.

En este informe se ponen de manifiesto las líneas de investigación que distintos intelectuales, la universidad, los historiadores e instituciones de cultura han venido desarrollando en los últimos años. Se hace patente la actualidad de un tema, en el cual Adrián García Lebroc, director de Patrimonio expresó: «nuestra sociedad no se puede llamar libre de manifestaciones de racismo, pero sí se puede decir que es una sociedad preparada para enfrentar estas manifestaciones». Y que es necesario erradicar.

También se habla de los vínculos que existe con la radio y televisión avileña que ayudan a incrementar las intervenciones sobre los temas propios del racismo, en todas sus manifestaciones, así como el rescate de una moral que aterrice al hombre con respecto a su humanidad.

Se rinde tributo a la figura de la Madre de la Patria, Mariana Grajales, al colocar su busto en el parque homónimo en la ciudad de Ceballos, así como al de Antonio Maceo, en el parque avileño, trabajos que se han gestado desde la preocupación y movilización de esta comisión.

Después de leído ese texto, breve, conciso, abierto al debate y al aporte de cada uno de los presentes a la cita, se da paso a escuchar las distintas intervenciones, siempre voluntarias, que enriquecen el taller y dan cuerpo a una jornada de trabajo productiva para todo el que sepa sacarle provecho.

Esta cita también fue propicia para que Ángel Cabrera, historiador de la ciudad, ahondara un tanto sobre los vínculos de la universidad, los historiadores, y la comisión, así como la importancia de seguir trabajando en función de promover estos debates a otros sectores de la sociedad avileña. Terminada su intervención, otorgó a los integrantes de la comisión nacional un ejemplar de su más reciente libro publicado por Ediciones Ávila en el 2015, sobre el primer mártir avileño Raúl Cervantes titulado La sangre de los buenos.

Discurren las distintas intervenciones desde el apartado de la docencia en las universidades avileñas que aclaran la preocupación del estudiantado avileño por las manifestaciones de racialidad, tanto negativa como positivas y se pone en claro algunas de las investigaciones sobre el tema que se viene realizando en conjunto con las universidades de Guantánamo, Bayamo y otras provincias.

Es un momento de debate y búsqueda de soluciones a problemas tan importantes de los cuales la sociedad cubana no escapa. La UNEAC propicia espacios así, para que distintos agentes socializadores ofrezcan sus puntos de vistas y sean voceros de las preocupaciones de la ciudadanía. Legítima defensa del avileño a su derecho a decir, pensar, criticar y solucionar sus propios problemas, además de colocar su grano de arena en la construcción de una sociedad más justa.

Solo es una lástima que los principales intelectuales y artistas de la provincia no estén presentes en este momento para que su colaboración permita más profundidad y alcance en este taller; es tarea de los intelectuales y artistas, la construcción y rescate de nuestra identidad.

Este es un claro ejemplo de participación general, una manifestación de las representaciones sociales para subsanar errores y construir un mejor mañana; debemos esto a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos.