Apostar por el paisaje artístico de montaña

Apostar por el paisaje artístico de montaña

Etiquetas: 
Plásticos, Villa Clara, taller
  • En el evento participaran estudiantes de la plástica y artistas invitados de diferentes provincias. Foto del autor
    En el evento participaran estudiantes de la plástica y artistas invitados de diferentes provincias. Foto del autor

Ya comenzaron los preparativos logísticos y las convocatorias personales de uno de los eventos más singulares de las artes plásticas en Cuba y que desde hace 17 años se dedica al paisaje de montaña.

Se llama El Evento de Ramón pues lo creó, organiza y lidera personalmente el pintor Ramón Fuentes, miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y natural de Manicaragua.

El evento se realiza siempre en el mes de octubre en la zona aledaña al Campismo de Río Seibabo, poblado Guinía de Miranda, en pleno lomerío del Escambray. Participan artistas y estudiantes de la plástica, interesados en hacer, promover y rescatar el género paisaje como expresión de las artes plásticas.

Las acciones plásticas son en medio de una naturaleza agreste, esa que motiva e inspira a crear desde la propia expresión del Paisaje rural y de paso muestra los valores naturales y medio ambientales de la serranía.

Ramón reconoce que “no todos los artistas que vienen aquí son paisajistas en el sentido directo de la forma, hacen arte moderno, conceptual o cualquieras de las expresiones actuales pero cuando vienen aquí se ponen a pintar paisajes y hasta experimentan así que ahorita podremos hablar de una escuela de paisaje en estas montañas”.

Participan siempre estudiantes de la plástica y artistas invitados de diferentes provincias, en su mayoría paisajistas, incluyendo a algunos extranjeros.

“Los extranjeros vienen a conocer a Cuba y su gente pero se animan más por las características de este lugar y de paso muestran sus técnicas y formas de hacer paisaje y reciben las  nuestras en un intercambio riquísimo sobre todo con los estudiantes”, comentó el artista.

La esencia del evento será que los participantes conviven por una semana junto a la naturaleza que les rodea, junto al regocijo de pintar, tomar fotos, videos, hacer talleres, concursos y participar en la vida social de la comunidad.