Asamblea de Balance de la UNEAC avileña

Asambleas de Balance de la UNEAC

Asamblea de Balance de la UNEAC avileña

Etiquetas: 
UNEAC, UNEAC de Ciego de Ávila
  • Examinado el compromiso político e intelectual de cada artista y miembro de la UNEAC avileña en su Balance. Fotos del autor
    Examinado el compromiso político e intelectual de cada artista y miembro de la UNEAC avileña en su Balance. Fotos del autor
  • Examinado el compromiso político e intelectual de cada artista y miembro de la UNEAC avileña en su Balance. Fotos del autor
    Examinado el compromiso político e intelectual de cada artista y miembro de la UNEAC avileña en su Balance. Fotos del autor

Con un debate ameno, diluido y febril sobre temas trascendentes de la cultura avileña y la cultura cubana en lo general, la UNEAC avileña hizo gala de sus mejores atributos para regir esta Asamblea de Balance que analiza el trabajo realizado durante el periodo del 2013-2016, cita pactada este 28 de febrero del 2017 en Ciego de Ávila.

La reunión se transitó en el análisis de las bases programáticas del informe presentado, hasta las distintas intervenciones de los miembros de esta organización de vanguardia, en un ambiente discursivo y crítico que para nada sirvió a la complacencia y al triunfalismo. Nutrida de la concepción que la política cultural cubana recoge en su programa, llevar el buen arte a las comunidades y que no se quede ni un solo artista sin participar, conscientemente en el proceso de socialización de la cultura.

De esto depende el compromiso político e intelectual de cada artista y miembro de la UNEAC, así como el cumplimiento de los objetivos de trabajo de cada institución cultural.

Y es que, se trabaja en pos de una cultura sana y autóctona, en defender la Patria que somos no como vocablo o concepto, si no, también, como realidad objetiva que marca el destino de muchos cubanos.

Con la presencia del primer secretario del PCC en la provincia, Félix Duarte; Alberto Fernández Pena, presidente del Comité Provincial de la UNEAC avileña; Pedro de la Hoz, vicepresidente de la UNEAC nacional, Alpidio Alonso, funcionario del Comité Central y Fernando Rojas, viceministro de Cultura, entre otros, esta asamblea supo plantear con verdadero patriotismo y sentido de la ética profesional, la labor de los artistas avileños en defensa de la cultura cubana.

Pareciera, en algún momento, que la cultura en la Ciudad de los Portales va de plácemes, pero no es tan así. Todavía hay muchos problemas humanos que laceran el buen desenvolvimiento del destino de nuestras creaciones, pero es cierto que en estos tres años hemos avanzado bastante.

La solución está en que somos escuchados. Desde la Dirección Provincial de cultura, hasta nuestro Partido y Gobierno, lo que decimos se atiende y se valora, se soluciona o, en algunos casos, se olvida momentáneamente. Y es que se debe pensar que en la cultura no todo tiene solución a corto plazo.

Intervenciones que iban por los derroteros de la defensa de los espectáculos «cubanos» en la cayería norte avileña, así como la necesidad de darle participación a la parte sur de la provincia en estas ofertas al turismo, entre otros asuntos que iban por el mismo rumbo, fueron la meta y el objetivo central de la opinión de nuestros asociados.

De esa misma forma, con un espíritu sano y de colaboración, fueron criticadas algunas instituciones culturales que siguen derroteros un poco distantes de lo trazado por la política cultural cubana y que debería extenderse, de manera contundente por todas las provincias del país.

Y resulta que ese es uno de los roles que le toca asumir a la UNEAC en este territorio a través del trabajo de sus comisiones, que no labora en vano y que consigue una voz en pleno, en cada jornada de discusión y análisis de sus informes.

Otros temas de interés fueron planteados por los miembros de esta organización de vanguardia, y estaban dirigidos hacia una mejor promoción cultural y al mejor desempeño de las comisiones evaluadoras del trabajo especializado de los directores artísticos.

Las intervenciones estuvieron en el orden del respeto y del interés colectivo del mejoramiento institucional dentro de los presupuestos políticos de nuestra Revolución.

Los escritores, por su parte, hablan sobre el ancho de banda de nuestra conexión de Internet y de la necesidad de que se les pueda vender, a precios módicos, un módulo de computadora.

Casi en las conclusiones, el Comité Provincial reconoció la labor fundacional de cinco miembros que han hecho posible la permanencia del trabajo de la UNEAC avileña en el territorio y que desde que se fundara en 1987, han tenido una presencia constante y un batallar de méritos. Estos artistas recibieron diplomas y el aplauso múltiple de todos sus colegas: Carmen Hernández Peña (escritora), Ismael Cruz Parada (escritor), Larry Moráles (escritor), Nelio Hernández (escritor) y Pablo Díaz Díaz (escritor).

El sindicato de la cultura, a su vez, reconoció el trabajo de este Comité y le otorgó la distinción Joya de la Cultura por su sostenido trabajo en pos de la cultura avileña y cubana. Y a nuestro presidente, el locutor Alberto Fernández Pena, se le entregó el reconocimiento como cuadro destacado y ejemplar. Honor, a quien honor merece.

Los artistas de vanguardia de la UNEAC avileña saben apreciar el papel del arte en la cultura y la importancia que esta tiene en el devenir histórico de la nación.