Beatriz Marcheco Teruel en la UNEAC

Fundación Nicolás Guillén

Beatriz Marcheco Teruel en la UNEAC

Etiquetas: 
Escritores, Fundación Nicolás Guillén, investigación
  • La doctora Marcheco investiga orígenes y procedencias genéticas hasta 15 generaciones.
    La doctora Marcheco investiga orígenes y procedencias genéticas hasta 15 generaciones.

Una conferencia puede ser soluble en el tiempo, instructiva, necesaria, e incluso puede ser magistral, término bastante recurrente —aunque no siempre exacto— para definir algunas monsergas.

Pero lo que hizo la Doctora en Ciencias y Presidenta de la Sociedad Cubana de Genética Humana, Beatriz Marcheco Teruel en la sala Villena este viernes fue sencillamente asombroso. Mantener la atención, el interés y el seguimiento casi delirante de más de medio centenar de escritores e intelectuales alrededor de un tema médico tan complejo, es obra casi de elegidos. Y ella, es una elegida.

La Fundación Nicolás Guillén ha iniciado un ciclo de conferencias que se extenderá hasta octubre con la celebración de un Coloquio El color cubano hoy. Situación, alcances y perspectivas sobre temas de racialidad, y por tanto, de nacionalidad.

En ese empeño a la fundación le acompaña la Comisión Aponte, el Instituto Cubano de Antropología y el de Investigaciones Juan Marinello, entre otras instituciones.

La doctora Marcheco explicó potablemente, los resultados de una profunda investigación que rastrea genéticamente orígenes y procedencias genéticas hasta 15 generaciones precedentes en la búsqueda médica de explicaciones para evaluar factores de riesgo genético asociados a origen étnico, fundamentos para estrategias en la prevención de enfermedades y el trazado preciso de una historia y evolución de las poblaciones.

Y por supuesto, la investigación que realiza aporta muchas armas a la antropología cubana, a los estudiosos de la racialidad y a los historiadores. Y viceversa. Porque se ha conformado in situ una especie de equipo sumo interdisciplinario que aporta de conjunto respuestas a los complejos problemas aún en las sombras de la duda y los mitos.

Su investigación, fuertemente apoyada por “sus guerreros”como ella misma llama a un grupo de artistas, intelectuales y deportistas que han accedido a ser sujetos en la investigación, derrumba mitos y estereotipos de manera contundentemente científica sobre razas, colores de la piel y supuestos orígenes puros de una y otra parte.

De manera que Don Fernando y Nicolás tenían sobrada razón: aquí todos tenemos un poco de todos. Nadie es blanco ni es negro. Asombra, conocer los insospechados ancestros diversos que a través del tiempo tenemos todos.

Pero como sería imposible explicar para este redactor lo que tan bien explicó la Marcheco, les propongo seguir la pista a este ciclo de conferencias todos los segundos jueves a las diez de la mañana en la sala Villena de la UNEAC.