Caricaturas para un poder metafórico

Caricaturas para un poder metafórico

Etiquetas: 
Escritores, Editorial de Ciencias Sociales, imaginario, Louis A., Eduardo Torres Cuevas Pérez, Estados Unidos, Cuba, Caricaturas
  • Presentación del libro Cuba en el imaginario de los Estados Unidos.
    Presentación del libro Cuba en el imaginario de los Estados Unidos.
  • Presentación del libro Cuba en el imaginario de los Estados Unidos.
    Presentación del libro Cuba en el imaginario de los Estados Unidos.
  • Presentación del libro Cuba en el imaginario de los Estados Unidos.
    Presentación del libro Cuba en el imaginario de los Estados Unidos.

Cada sábado el Instituto Cubano del Libro organiza junto a una casa editora, en el espacio de la Calle Madera en el casco histórico de La Habana Vieja, la presentación de una publicación connotativa, vistas a la luz desde diferentes géneros literarios. En esta ocasión la invitación fue bien recibida por la editorial de Ciencias Sociales, este 24 de octubre, una hora antes del mediodía como es habitual con el volumen Cuba en el imaginario de los Estados Unidos de su autor cubanoamericano Louis A. Pérez, quien ha investigado por más de treinta años las complejas relaciones entre ambos países.

El libro con una peculiar entrega de 107 imágenes muestra caricaturas de la época creadas a partir de mensajes persuasivos que penetraron en la imaginación de los ciudadanos norteamericanos a inicios del siglo XIX; realizar este tipo de estrategia desde metáforas moralistas concebidas hacia sus propios intereses caracteriza y reafirma el objetivo de esta nación en ese periodo: la expansión norteamericana. Examina el papel de la metáfora, los símbolos, para el logro de objetivos políticos condicionando de manera más o menos sutil el modo de pensar y el estado de ánimo del receptor. Ofrece al lector un abundante repertorio de textos oficiales, discursos y declaraciones y también de producciones artísticas y editoriales y artículos de prensa. Cuba aparece como una joven maltratada pidiendo auxilio, o como un niño desvalido o malcriado y sucio y el Tío Sam como el caballero que viene al rescate de la doncella, o el maestro empeñado en limpiar y educar al infante descarriado. Las imágenes van cambiando según marchan los acontecimientos desde la bella mujer abandonada hasta los niños díscolos, preferiblemente negros, urgidos de limpieza y disciplina.

La sabatina presentación de este interesante texto a pesar de no contar con la presencia de su autor —quien estuvo a inicio de año en el país en una anterior presentación de este libro— estuvo a cargo del equipo de trabajo de esta edición cubana con María de los Ángeles Hernández, Jefa de Redacción, Norma Suárez, la editora y las valorativas palabras del doctor Eduardo Torres Cuevas al expresar las maquinaciones que el Imperio logró conformar desde estas gráficas, la tergiversadora idea sobre la Isla que interpretaban las personas que consumían este producto como imagen desde un mensaje versado en la masificación del consumo cultural y a su vez en el imaginario de las personas con el convencimiento de lo que es la libertad, el progreso y cómo dirigir un país utilizando siempre como telón de fondo la política cultural; y a modo de conclusión subrayó lo imprescindible de la obra para cualquier valoración futura de las relaciones Cuba­-EE.UU.