Carlos Celdrán: “me sigue sorprendiendo el mundo personal de Abel González Melo”

Carlos Celdrán: “me sigue sorprendiendo el mundo personal de Abel González Melo”

Etiquetas: 
Escénicos, Ediciones UNIÓN, teatro cubano, Argos Teatro
  • Mecánica, Premio UNEAC José Antonio Ramos. Foto: Héctor Navarro
    Mecánica, Premio UNEAC José Antonio Ramos. Foto: Héctor Navarro
  • Mecánica, Premio UNEAC José Antonio Ramos. Foto: Héctor Navarro
    Mecánica, Premio UNEAC José Antonio Ramos. Foto: Héctor Navarro

Los espectadores que ha asistido a las más de sesenta puestas en escena de Mecánica, cuyo estreno mundial tuvo lugar en la Sala Argos Teatro de La Habana el 2 de mayo de 2015, ya pueden ir al encuentro del texto que obtuvo el Premio UNEAC José Antonio Ramos 2014 y sale ahora bajo el sello de Ediciones Unión.

Mecánica afirma el modo personal de Abel González Melo (La Habana, 1980) de entregarnos un espacio y un presente que nos lleva al mundo de los privilegios y las castas de Cuba, sostuvo Carlos Celdrán, director de Argos Teatro, en la presentación ayer en la sala Rubén Martínez Villena de la UNEAC.

El también Premio Nacional de Teatro agregó que la obra deja entrever a los “nuevos ricos” actuando en un espacio dramático híbrido de detalles psicológicos y sarcasmos que no simplifica la realidad cubana sino que la ofrece entrecruzada y perturbadora.

Con esta apuesta dramatúrgica, que utiliza la ironía de Ibsen y manipula con libertad su Casa de muñecas, Melo abandona los escenarios marginales de sus piezas anteriores como Chamaco y Talco para adentrarnos en otros donde el lujo desenfrenado, el confort y la riqueza nos sumergen “en una jungla poblada por una raza nueva y bien alimentada”, precisó.

Sin dudas Mecánica es el regreso de los burgueses cubanos a su salón, dijo Celdrán, “su salida del clóset, su reaparición desfachatada y súbita, con sus hábitos, sus excesos, sus dramas, su teatro, un salón burgués que vuelve a nosotros distorsionado pero apabullante en busca de espacio, de complejidad, de lugar”.

“Es un compendio de técnicas de las que se ha valido el dramaturgo para representar con astucia la máscara, la revancha, la impostura de los nuevos príncipes. También su regreso formal y su feroz reaprendizaje. La locura, la enajenación y la conciencia de ser casta, de aspirar a tener el control y a ser tenido como normales protagonistas del futuro”.

Melo, luego de agradecer a Ediciones Unión y a su directora, Olga Marta Pérez, confesó haber escrito la obra queriendo, otra vez, traer al teatro lo que le perturba de la realidad: “es un escrutinio íntimo que insisto en hacer público, por eso me interesó Ibsen, porque permite desenmascarar la obscenidad, incluso si esta se oculta tras los oropeles”.

“Es un libro pequeño y hermoso que cumple otro de mis grandes sueños, publicar en la casa editorial UNIÓN. Y me alegra que sea con esta obra donde están presentes también las Leyes de Física de Newton. La Física es otra de mis grandes pasiones, me hubiera inclinado a estudiarla de no haberme dedicado a las Letras”.

El volumen de unas ochenta páginas está precedido por un “Aviso del autor”, y lo integra además “Notas al programa del estreno mundial”, del propio Celdrán. Editado por Thelma Jiménez Santos, la foto de cubierta de Jesús Darío Acosta muestra una de las escenas de Mecánica cuando fue montada por Argos Teatro de La Habana.