Comienza un nuevo ciclo del Laboratorio de Escritura

Comienza un nuevo ciclo del Laboratorio de Escritura

Etiquetas: 
: Escritores, Centro Cultural Cubapoesía
  • Laboratorio de Escritura. Fotos de la autora
    Laboratorio de Escritura. Fotos de la autora

El pasado viernes 12, en la sede del Centro Cultural CubaPoesía, dio inicio una nueva edición del Laboratorio de Escritura coordinado por dicho centro y con el apoyo de la Asociación de Escritores de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Con la frecuencia de un encuentro mensual y hasta el próximo verano, el laboratorio aspira convertirse  en un espacio de confluencia, de intercambio sobre diversos temas de la creación poética, la historia, las técnicas y tendencias poéticas contemporáneas.

Alex Pausides, Presidente de la Asociación de Escritores y Director de CubaPoesía, habló de la posibilidad y el potencial que brinda este Centro Cultural para convertirse en un núcleo en el que puedan converger intelectuales, escritores y amantes de la literatura. “El capital humano de este país es impresionante: en la literatura, en el pensamiento, en la filosofía…” —comentó— “y en esas coordenadas se sitúa un ciclo como este, un espacio así que constituye un sueño de muchos. Queda bastante por trabajar en ganar espacio, en hacerlo visible, en hacerlo entender. Queremos lograr que el ciclo logre enamorar a esos que buscan motivaciones para entregar lo que saben”.

Víctor Fowler, uno de los coordinadores del evento y parte del claustro de profesores que estará compartiendo con el público durante las próximas sesiones, habló de la necesidad de entender espacios como este, integrado a un sistema mayor, que debe funcionar a través de varios mecanismos como revistas, bibliotecas digitales que se integren en la superación de los profesionales y creadores que deseen acercarse a consultar información. Hizo énfasis en la utilización de la tecnología como medio de difusión con amplias posibilidades de inmediatez. Fowler también se refirió a la importancia de recordar y homenajear a través del Laboratorio, las fechas relevantes para la literatura nacional e internacional.

Roberto Manzano compartió su visión sobre el camino que debía seguir el laboratorio, como una plataforma para que los autores comenten sus experiencias a través de la creación literaria, más allá de conceptos establecidos, de rutinas esquemáticas, de tareas institucionales.

“El poeta es alguien que desde la nada puede integrarlo todo”—señaló—. Y en esta integración resulta imprescindible la búsqueda y el aprendizaje a través de métodos naturales que aboguen por la apertura y la inclusión.

Como parte del proyecto que representa el Laboratorio de Escritura, CubaPoesía  ha comenzado a reunir información: audiovisual, literaria, musical, documental que posibiliten un enriquecimiento del intercambio que representa un espacio diseñado para el diálogo. Es un fondo digital en construcción que puede alimentarse y crecer con las colaboraciones de todos aquellos que deseen compartir el conocimiento.

Luego de la intervención de los profesores, se generó un debate acerca de las estrategias para enriquecer el proyecto: cómo lograr captar los intereses dispersos de las personas que deseen encontrar en el Laboratorio un lugar habitual. Se comentaron proyectos en germen, en crecimiento. Se manifestó el deseo de insistir en propuestas como estas que permitan descubrir nuevas posibilidades no solo en la aceptación de tendencias literarias diferentes, sino en la inclusión de muchas que resultan interesantes para el público que las demanda.

El Laboratorio de Escritura como su nombre lo indica, pretende experimentar con las voluntades, con los deseos de mirar y tratar de entender la literatura y sus procesos dentro y fuera de Cuba. El Laboratorio, en este momento, constituye el proyecto de un sueño, que con el trabajo de todos podrá florecer.