Compañía cienfueguera Abrakadabra prenda al público infantil

Compañía cienfueguera Abrakadabra prenda al público infantil

Etiquetas: 
Escénicos, teatro infantil, Cienfuegos
  • Escena de la obra El musical de Peter Pan, el reto mayor de Abrakadabra hasta el momento. Foto del autor
    Escena de la obra El musical de Peter Pan, el reto mayor de Abrakadabra hasta el momento. Foto del autor

Contribuir a fomentar valores a través de la creación artística constituye una de las premisas del instructor de arte, Dustin Polo, en su labor al frente de la Compañía Infantil Abrakadabra, con sede en la Perla del Sur.

Este joven, graduado de la Escuela de Instructores de Arte Octavio Garcia, de Cienfuegos, lidera, con tino, un proyecto que cumple su cometido con la satisfacción de contar con un público infanto-adolescente masivo que repleta sus espectáculos, algo no siempre apreciable en la actualidad y por lo cual concita mayor interés.

Gracias a los montajes de la agrupación, niños y adolescentes han conocido sobra la Dama Azul u otras leyendas cienfuegueras, al tiempo que se interesaron por el episodio de la fundación de la ciudad, el 22 de abril de 1819, pues de cada uno de dichos temas cuentan con obras en su repertorio.

Además de actuaciones en los teatros, Abrakadabra interviene en actividades culturales en los consejos populares, en la calle, en los parques de la ciudad o el Prado y en eventos de diverso género a los cuales es invitada.

Luego de los montajes La profecía y La profecía 2 (las tradiciones locales en el foco de atención de ambos) Abrakadabra llevó a las tablas El musical de Peter Pan: su reto mayor hasta hoy día, pues se trató de casi una superproducción en el orden técnico, de notables exigencias generales de puesta en escena y doce grabaciones e igual número de coreografías creadas al efecto.

Más tarde, estrenaron su secuela, Viajando en el tiempo, regreso a nunca jamás, entrañable remembranza de los primeros dos lustros de quehacer artístico, donde intervinieron jóvenes universitarios o actores profesionales que integraron la agrupación cuando eran menores.

Estas cuatro puestas en escena fueron presentadas en el teatro Tomás Terry, sin que quedara un espacio por llenar. Y así ocurre cada vez que son repuestas.

Abrakadabra cuenta con niños y adolescentes formidables; las buenas vibras de una familia integrada al tejido vivo del grupo; la fortuna de haber sido respaldado por muchas personas inteligentes que en Cienfuegos los ayudan y confían en ellos y la fortaleza de tener al frente a alguien con los deseos, la capacidad y la naturaleza humana de Dustin, un joven de 34 años todo entusiasmo.