Con palabras de Marta Valdés

Con palabras de Marta Valdés

La tarde del jueves último fue de celebraciones en la Sala Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Marta Valdés protagonizó la primera cita del espacio Palabras, que tendrá un encuentro habitual en la Casona de 17 y H.

De acuerdo con la moderadora y periodista Magda Resik –también vicepresidenta de la UNEAC—, seleccionar a la compositora cubana como invitada para el estreno de la cita, tiene doble significación; en primer lugar, porque la canción «Palabras» cumple en diciembre próximo 65 años desde su presentación, y es, además, el tema con el cual Marta se inserta en la vida musical cubana.

Las letras de la autora son parte de la sonoridad de la Isla, y para muchos forman parte de la banda sonora en momentos significativos. Su música conecta y engrana con sentimientos y conflictos de cualquier ser humano que sienta y viva con la misma intensidad con que hace Marta Valdés.

«Las canciones son para que lleguen a alguien», expresó la artista al auditorio, a modo de charla amistosa. «Mi mayor ambición era que alguna de mis canciones formara parte del repertorio cubano, al menos una que quedara para toda la vida».

Durante la charla conversó sobre su vida y su manera de escribir canciones. Señaló que: «A pesar de no tener una maquinaria que me moviera y que nadie quisiera cantar mis canciones, en mis inicios, vencí el miedo, agarré la guitarra y empecé a cantarlas, y con el tiempo fueron grabándose poco a poco».

«En mi siglo, las canciones tenían que contener algo que nadie hubiese dicho antes, y que luego nadie más se atrevería a decir. Todos temían repetirse. Por eso, ante de escribir cada nota lo pienso mucho.

«Escribí temas buenos, pero no tenían final. Luego, cuando entré al teatro, supe que la canción también tiene un cause dramático, énfasis. Y mis composiciones son conflictos, y un conflicto es una historia. Cuando van a ser interpretados esos puntos de inflexión deben ser respetados, para que la canción no pierda intencionalidad».

Marta  ̶ como ella misma refiere y sus amigos no la dejan mentir ̶  es una mujer de feeling, la cual considera una actitud ante la vida, un modo de decir y hacer las cosas. Así es con la música y su quehacer diario. «Yo necesito estar viva, escuchar; decir lo que siento y pienso», sentencia.

El encuentro Palabras  tendrá lugar todos los primeros y terceros jueves de cada mes, en la Sala Rubén Martínez Villena de la UNEAC, para conversar sobre la cultura cubana y contar con la presencia de figuras destacadas del panorama artístico cubano.