Conmemorado aniversario 62 del alegato La historia me absolverá

Conmemorado aniversario 62 del alegato La historia me absolverá

Etiquetas: 
Escritores, La historia me absolverá, Fidel Castro Ruz, Tribunal Provincial Popular de Santiago de Cuba aniversario 62, Derecho, alegato
  • Celebrado en Santiago de Cuba los 62 años del alegato de autodefensa La historia me absolverá. Fotos del autor.
    Celebrado en Santiago de Cuba los 62 años del alegato de autodefensa La historia me absolverá. Fotos del autor.
  • Fue recordada la publicación en solemne ceremonia con la incorporación de nuevos graduados de Derecho en instituciones de esta ciencia. Fotos del autor.
    Fue recordada la publicación en solemne ceremonia con la incorporación de nuevos graduados de Derecho en instituciones de esta ciencia. Fotos del autor.
  • Fue recordada la publicación en solemne ceremonia con la incorporación de nuevos graduados de Derecho en instituciones de esta ciencia. Fotos del autor.
    Fue recordada la publicación en solemne ceremonia con la incorporación de nuevos graduados de Derecho en instituciones de esta ciencia. Fotos del autor.
  • Fue recordada la publicación en solemne ceremonia con la incorporación de nuevos graduados de Derecho en instituciones de esta ciencia. Fotos del autor.
    Fue recordada la publicación en solemne ceremonia con la incorporación de nuevos graduados de Derecho en instituciones de esta ciencia. Fotos del autor.

En el antiguo Palacio de Justicia, hoy Tribunal Provincial Popular de Santiago de Cuba y en la Sala donde se desarrollaron las primeras sesiones del juicio por la Causa 37 de 1953 (identificada por una placa), fue conmemorado el Aniversario 62 del alegato de autodefensa La historia me absolverá1 , pronunciado por el joven abogado, el doctor Fidel Castro Ruz.

La rememoración del histórico discurso que realizó Fidel, el líder histórico de la Revolución Cubana, al ser juzgado por el ataque a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, fue recordada en solemne ceremonia donde fueron incorporados nuevos graduados de Derecho a las instituciones donde ejercerán justicia.

Ante las autoridades jurídicas asumían sus cargos una representación de profesionales de la jurisprudencia santiaguera, quienes eran investidos con la toga y hacían suyo el juramento que los compromete con nuestra sociedad socialista y sus cambios actuales, ejemplificado en las palabras de la joven licenciada en Derecho, Elien Martínez Carballosa.

La historia me absolverá en su esencia jurídica y política es de trascendental importancia en la historia de la Isla, precisaba la novel jurista, quien afirmó igualmente que esta gran responsabilidad implica no solo prestigio, sino también un desafío, un privilegio, porque somos precursores del pensamiento de grandes figuras como Ignacio Agramonte, Carlos Manuel de Céspedes, José Martí y Fidel Castro.

Estas relevantes personalidades cubanas escogieron igual que nosotros la abogacía, insigne profesión que nos inviste de respeto, sensatez y sabiduría. Somos los garantes de la justicia y es por ello que significa un desafío, porque en nuestras manos está la obligación de ser responsables, de inter-actuar con las esferas más sensibles de la población, sus bienes, sus derechos, su libertad.

La patriótica celebración por los 62 años del alegato de autodefensa La historia me absolverá, sirvió asimismo en Santiago de Cuba para entregar el Carné e incorporar a varios miembros a la Organización Nacional de Bufetes Colectivos, además de que se firmará el Código de Ética establecido por la Unión de Juristas de la Mayor de las Antillas, muy bien representada en esta provincia del sur-oriente cubano.

Considerado como el documento jurídico-político de mayor trascendencia en el siglo XX, La historia me absolverá publicada muchas veces dentro y fuera de Cuba, y traducida a varios idiomas, resalta como un suceso importante en el derecho cubano, a través del cual Fidel Castro denunció los males que azotaban a Cuba durante la sangrienta tiranía del dictador Fulgencio Batista.

Fue en la Salita de Enfermería del otrora Hospital Civil Saturnino Lora, hoy parque Museo Abel Santa María, el escenario donde fue juzgado Fidel por los gloriosos hechos del 26 de Julio de 1953, sitio desde donde valientemente asumió solo su autodefensa revelando los graves problemas de la nación resumidos por él en la tierra, la industrialización, la vivienda, el desempleo, la educación y la salud.