Cuba y su cultura a través de Radio Taíno

Cuba y su cultura a través de Radio Taíno

Etiquetas: 
ASOCIACIÓN DE MEDIOS AUDIOVISUALES Y RADIO
  • Hablando de Cuba es conducido por los primerísimos actores Obelia Blanco y Alden Knight. Foto de la autora
    Hablando de Cuba es conducido por los primerísimos actores Obelia Blanco y Alden Knight. Foto de la autora

“Han sido 27 minutos Hablando de Cuba. Así, a lo cubano”. Con esa frase coloquial concluye cada emisión del programa Hablando de Cuba, uno de los más emblemáticos de la emisora Radio Taíno —en el aire desde el 3 de noviembre de 1985—, el mismo día en que se realizó la primera transmisión de la entonces Tur-emisora de Cuba.

Desde su fundación, Hablando de Cuba es conducido por los primerísimos actores Obelia Blanco y Alden Knight quienes, en poco menos de media hora, hablan de la cultura cubana en su sentido más holístico.

Alden recuerda con agrado que cuando comenzó a trasmitirse Hablando de Cuba, primero como una viñeta y luego como un programa, el espacio se radiaba cuatro veces al día para que los turistas internacionales pudieran conocer, a cualquier hora, datos sobre nuestro país: el humor, la historia, los refranes, en fin, Cuba a través de la radio.

Obelia se sintió muy honrada de que la llamaran para fundar Radio Taíno. “Trabajar, además, con Alden fue algo maravilloso porque ya nos conocíamos y existía una empatía entre nosotros. Con estos años transcurridos nos hemos identificado de una manera que ya no necesitamos hablar, cuando queremos cambiar algún texto, basta con tan solo mirarnos y ya sabemos qué es lo que quiere el otro. Eso es muy importante. Te hace sentir satisfecha y con ganas de seguir haciéndolo”.

Con un estilo de comunicación llano ambos actores conducen el espacio alternando los textos de una manera muy amena. Obelia advierte que este programa se hace en pareja pero la voz dominante es la de Alden:

“La parte femenina es una contrafigura. Nunca puede subirle la parada al otro. Al contrario, tiene que seguir esa línea porque algo fallaría y no habría armonía. Uno tiene que aprender a respectar la voz que conduce el programa para que se complementen los locutores y quede un producto hermoso y con toda la calidad necesaria”.

Sin embargo, Alden no se considera el hilo conductor del programa y ríe cuando le comento lo manifestado por Obelia:

“Quien dice el bocadillo inicial es quien le da el tono al programa. Cuando comienzo yo Obelia me sigue pero cuando empieza ella soy yo quien tiene que adaptarse al estilo del otro. Yo disfruto eso: la improvisación que se puede crear a través de diversas formas de actuar. Disfruto además la variedad de cada libreto porque existen diferentes escritores y cada uno le imprime su estilo” asevera el actor.

La versatilidad de ambos en especialidades como la actuación, la declamación y la locución es una de los sellos distintivos de Hablando de Cuba.

“Este tipo de programa tiene un poco de todo. No se hace locución nata. Por lo tanto, quien lo conduzca tiene que ser locutor y actor para poderse desdoblar porque está escrito con muchos matices y en un momento determinado hay que ponerle voz a un personaje en una estampa simpática, o seria o muy dramática.  A Alden y a mí no nos cuesta ningún trabajo hacerlo porque somos actores. Es algo que nos sale con naturalidad”, explica Obelia.

Dirigido actualmente por Roberto Pérez, Hablando de Cuba sale al aire de lunes a sábado a las nueve de la mañana. Con el paso de los años se ha convertido en una parte imprescindible en la vida de sus presentadores:

“Este programa nos trae a Alden y a mí, muchas satisfacciones porque con 32 años en el aire todavía cuando salimos a la calle las personas se nos acercan a hablarnos del espacio”, asegura la actriz y agrega a manera de colofón:

“A quienes lo han descubierto ahora les gusta y nos llaman para decirnos cosas agradables y que aprenden al escucharlo. Nuestra mayor satisfacción es saber que trabajamos para un público agradecido. Por eso lo cuidamos para que Hablando de Cuba dure por siempre”.

El caballero de la declamación se despide con estas sentidas palabras: “Por eso es el programa insignia de Radio Taíno y lo defiendo con la vida. Después que Obelia y yo no estemos presentes debe seguir en el aire”.

Sin dudas, Hablando de Cuba constituye una parte imprescindible del patrimonio sonoro nacional, un espacio que ha perdurado en el imaginario colectivo durante sus más de tres décadas de existencia.

Por: Maya Quiroga