Cuentos fríos, pero esta vez canadienses

Feria Internacional del Libro, Cuba 2017

Cuentos fríos, pero esta vez canadienses

Etiquetas: 
Escritores, Feria del Libro, UNEAC, Ediciones UNIÓN
  • Diseño de cubierta.
    Diseño de cubierta.

Con la dedicatoria de esta vigesimosexta edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) a Canadá, llegan para los lectores cubanos buena parte de la literatura escrita en ese país. Las editoriales realizan ediciones nuevas o se reeditan títulos que contribuyen a la concepción de un mapa literario de esta vasta región del Norte.

De esta manera, Ediciones Unión, entrega la reedición Desde el invierno. Veintitrés cuentos canadienses (2016), publicada por vez primera en 1997 por el sello editorial y que vuelve ahora con el añadido de que la literatura canadiense ocupa un papel protagónico durante las jornadas de la FIL.

Esta selección, preparada por Margaret Atwood y Graeme Gibson, recopila la obra de cuentistas contemporáneos, ofreciendo una muestra representativa del quehacer narrativo en esa región. Que sirve de conclusión del siglo XX y apertura al XXI, si tomamos en cuenta que los autores recogidos pertenecen a un arco comprendido entre los años 1922 y 1963, asistimos a un recorrido significativo dentro de la tradición literaria del país.

Atendiendo también a la diversidad de lenguas presentes, esta selección se limitó a las narraciones escritas en inglés, pues “intentar introducir la literatura francocanadiense hubiera sido presuntuoso y tonto”, nos alerta los compiladores en la introducción al volumen.

Como señalan los encargados de realizar este dossier, la definición del Espacio ha sido para el continente americano la materia prima fundamental de la creación literaria. Por esta razón, muchos de los cuentos abordan situaciones propias de la región, específicamente de Canadá. «El Chmarnyk», de Caroline Adderson, describe la trayectoria de una familia que busca mejor suerte en tierras canadienses, después de situaciones trágicas que le han sucedido, hasta convencerse que: no era la tierra la que estaba maldita, sino ellos, específicamente el padre. Uno de los fragmentos es revelador del carácter místico de la narración, pues pone en boca de la madre, una leyenda: “En Galicia, la Sequía es una mujer hermosa que persuade a un campesino joven para que la lleve a sus espaldas. Por dondequiera que va el joven, las cosechas de marchitan y mueren, los estanques se evaporan, las aves con los trinos atragantados, caen muertas de los árboles.  Horrorizado, el joven trata de zafarse de las cinchas de las piernas de mujer alrededor de su cintura, de las garras de sus manos aferradas al cuello. Al final, para librarse de su carga, salta desde un puente. La sequía agota inmediatamente el río y, al chocar contra las rocas, el joven campesino se rompe la cabeza en dos”.

De esta manera se presenta Desde el invierno…, con una visión propia que caracteriza los territorios a los cuales describe. El ejemplo utilizado sirve como presentación al libro. Para conocer el resto de las historias hay que leer estas narraciones.

La lista de autores incluidos está conformada por la obra de: la mencionada Caroline Adderson, quien abre las páginas de la selección, junto a Dionne Brand, Bonnie Burnard, Barry Callaghan, Austin C. Clarke, Matt Cohen, Timothy Findley, Mavis Gallant, Barbara Gowdy, Thomas King, Alistair MacLeod, Rohinton Mistry, Alice Munro, Michael Ondaatje, Mordecai Richler, Carol Shields, Audrey Thomas, Jane Urquhart, W.D. Valgardson, Guy Vanderhaege, Rudy Weibe y los compiladores: Margaret Atwood y Graeme Gibson.

Con este título Ediciones Unión se suma al festín por la literatura canadiense desde la isla en tiempos de feria del libro, pero con la intención de que estos cuentos fríos, encuentren bajo el trópico la satisfacción de su lectura.