Desarrollo comunitario: fuerza transformadora de la sociedad cubana

Desarrollo comunitario: fuerza transformadora de la sociedad cubana

Etiquetas: 
Cultura Comunitaria, UNEAC, sala Villena
  • La sesión estuvo presidida por Juan Rogelio Rivero Ash, director de la Oficina de Trabajo Cultural Comunitario, y el periodista Pedro de la Hoz. Foto: Rubén Ricardo Infante
    La sesión estuvo presidida por Juan Rogelio Rivero Ash, director de la Oficina de Trabajo Cultural Comunitario, y el periodista Pedro de la Hoz. Foto: Rubén Ricardo Infante

Como preámbulo del 9no Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) se desarrolló en la Sala Villena de la institución una sesión de trabajo de la Comisión Permanente de Cultura Comunitaria.

La sesión estuvo presidida por Juan Rogelio Rivero Ash, director de la Oficina de Trabajo Cultural Comunitario, y el periodista Pedro de la Hoz, Vicepresidente de la UNEAC y coordinador del grupo de trabajo número 1: Cultura, comunidad, patrimonio, educación y espacios públicos. Asistieron además, la Viceministra de Cultura, Kenelma Carvajal y funcionarios del Comité del Partido Comunista de Cuba, el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), la Asociación de Pedagogos de Cuba, el Ministerio de Educación, la Federación de Mujeres Cubanas, el Consejo Nacional de Casas de Cultura, la Dirección Provincial de Cultura y la Brigada de Instructores de Arte José Martí.

En un primer momento, el artista de la plástica Cecilio Avilés, Presidente de la Comisión Permanente de Trabajo Comunitario de la UNEAC, presentó el resultado de un informe donde apeló a la necesidad de integrar a todos los actores sociales —a partir de un estilo y formato de trabajo más participativos— para el logro de objetivos comunes. Se refirió al Encuentro Nacional de la Red Arte y Comunidad y su articulación con proyectos nacionales como la Tarea Vida. Como insuficiencias planteó el escaso presupuesto que destinan los gobiernos locales al trabajo socio cultural y la no existencia de un marco legal que garanice la sostenibilidad de los proyectos comunitarios.

Posteriormente, María del Rosario Martínez, Coordinadora provincial del proyecto Transformar para educar —que lidera en todo el país la Asociación de Pedagogos de Cuba— explicó los pormenores de esta iniciativa que pretende vincular a los Consejos de escuela con la familia y la comunidad partiendo de la metodología de la Educación Popular. Este proyecto se ha extendido a más de 970 instituciones de todo el país y está presente en 101 centros docentes de la capital. Por su labor destacada sobresalen algunas escuelas de los municipios de La Lisa, Arroyo Naranjo y Centro Habana, que han recibido la condición de Escuelas Estelares por su dimensión cultural que incluye la mirada ambientalista.

David Batista, vicedirector de la Televisión Cubana, adelantó que, como parte de las estrategias del ICRT para fortalecer los canales municipales, se dotaron de dos cámaras nuevas a cada uno de los telecentros del país.

Le siguió el turno a la intervención de la joven periodista Yemmi Valdés Ramos, del Telecentro San Cristóbal TV, en la provincia de Artemisa, quien expuso los resultados de una investigación acción-participación desarrollada en esa localidad desde septiembre de 2015, como implementación de la Tesis Doctoral de la periodista Dagmar Herrera. Bajo el nombre de San Cristóbal en pantalla propia la investigación propició conocer a los líderes formales e informales de la localidad, fortalecer la labor de la red de Educadores Populares del territorio y emplear la televisión como una herramienta para catalizar el desarrollo local desde la espiritualidad y el fomento de la identidad local. Dentro de la investigación se han realizado multimedias con los contenidos generados por el canal, concursos populares y talleres de realización audiovisual destinados a empoderar a los niños del lenguaje televisivo.

Por otra parte, el MsC. José Balsinde Herrera, Director de Extensión Universitaria, expuso algunos resultados de ese Programa Nacional que potencia el nexo universidad-comunidad y tiene como objetivos conservar, transformar y promover la cultura en su más amplia acepción, a través del trabajo sociocultural destinado a mejorar la calidad de vida de las personas mayores, proteger el medio ambiente, rescatar la memoria histórica y el patrimonio cultural.

En un tercer momento de la sesión la promotora cultural Daysi Pons Montiel presentó el proyecto comunitario Cuenta conmigo, nacido hace un lustro en la Casa de la Cultura Mirta Aguirre, del municipio capitalino de Playa, con el propósito de fomentar el mejoramiento de la calidad de vida y la plena integración social de personas con Necesidades Educativas Especiales y de su familia. Se trata, al decir de su fundadora, de un espacio solidario donde los jóvenes les dan continuidad a lo aprendido en la Enseñanza Especial y, a la vez, pasan a formar parte del Movimiento de Artistas Aficionados del territorio, con valores humanos, que suman la protección medio ambiental. Pons Montiel señaló como benificios de este proyecto el fortalecimiento del vínculo con las escuelas y la aceptación de esas personas por parte de otros grupos sociales. Sin embargo, alertó sobre la necesidad imperiosa de crear la Asociación de Discapacitados Intelectuales para lograr la plena inclusión social de ese grupo poblacional.

Desde la provincia de Las Tunas llegó el artista de la plástica Othoniel Morffi para mostrar los resultados del proyecto socio cultural Callejón de la Ceiba, que comenzó hace más de una década en la Galería Taller de Escultura Rita Longa del territorio y ha logrado sumar a las universidades, a diversos grupos etáreos y constituir una verdadera familia en torno a las artes visuales, las manualidades y la música.

En los momentos finales de la sesión, Rigoberto Fabelo, director del Centro de Intercambio y Referencia Iniciativa Comunitaria (CIERIC) expresó que cuando se logre el verdadero empoderamiento de los gobiernos municipales deberá producirse un mayor estímulo al desarrollo comunitario como fuerza transformadora de la sociedad cubana.

La Viceministra de Cultura, Kenelma Carvajal, manifestó que es importante visibilizar más la labor de aquellas personas que están trabajando a favor de las comunidades y que se debe mantener vivo el legado de los portadores culturales.

Por último, Pedro de la Hoz, recalcó que la cultura debe tener una proyección social y que los maestros de todos los niveles de enseñanza tienen que ser los primeros instructores de arte de las comunidades cubanas.