Dialogar por la Cultura

Asambleas de Balance de la UNEAC

Dialogar por la Cultura

Etiquetas: 
UNEAC, Pinar del Río
  • Entrada de la filial de Pinardel Río de la UNEAC.
    Entrada de la filial de Pinardel Río de la UNEAC.

Un debate sobre la creación artística, los destinos de la cultura cubana y la cimentación de la política cultural de la Revolución, prevé la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) de Pinar del Río para su asamblea provincial, el próximo ocho de marzo.

Así lo confirmó su presidente en Vueltabajo Juan Ramón de la Portilla, quien precisó esta deberá ser una jornada de diálogo entre los afiliados.

Para lograr que la mayoría de los asuntos que conciernen a los artistas desde el punto de vista administrativo, económico e institucional, lleguen a la fecha con una respuesta, tomaron la decisión de que cada uno de los centros y consejos de la Dirección Provincial de Cultura evaluara las inquietudes presentadas. Así se persigue no encasillar el debate, sino otorgarle el tiempo justo a la polémica y las ideas que en torno a la creación puedan surgir.

En este sentido, la Uneac en Pinar tendrá un periodo extenso de tiempo para conciliar, en el cual el quehacer de sus artistas se ha visto en constante movimiento, y que va desde el trabajo comunitario y la inserción de sus afiliados en los distintos proyectos ya sea como líderes o integrantes, el funcionamiento preciso de las comisiones y las actividades que desde la sede promueven.

Entre ellas destacan el acompañamiento que la asociación confiere a la reanimación de la ciudad con vistas a su aniversario 150; la concepción del evento Nosotros, propuesta de Festival de la cultura pinareña; La Guarapachanga (música); el Salón Tiburcio Lorenzo (artes plásticas); y el desarrollo de la literatura en el territorio.

En la actualidad son 235 los miembros agrupados en cinco filiales y 25 de ellos residen en el exterior, aunque se mantienen en vínculo estrecho con la sede provincial.

Concebida como el foro intelectual más importante del año, la asamblea de la Uneac, rememorará los 30 años de su creación en Pinar y se concibe como un espacio para el aporte desde la intelectualidad a la sociedad; discutir cómo pueden los artistas contribuir a la actualización del modelo económico, político y social que emprende el país; estimular el debate respetuoso y constructivo; rescatar y potenciar las raíces de la nacionalidad e identidad cubanas; encontrar las maneras de conservar el patrimonio intangible de la nación; buscar las mejores vías de desechar las ofertas seudoculturales; luchar contra el estancamiento creativo y de acción; y afianzar desde el territorio los caminos y destinos de la cultura cubana.

En Palabras a los intelectuales, en 1961, Fidel dijo a los artistas: “La Revolución no puede pretender asfixiar el arte o la cultura, cuando una de las metas y uno de los propósitos fundamentales de la Revolución es desarrollar el arte y la cultura, precisamente para que el arte y la cultura lleguen a ser un verdadero patrimonio del pueblo. Y al igual que nosotros hemos querido para el pueblo una vida mejor en el orden material, queremos para el pueblo una vida mejor también en el orden espiritual, queremos para el pueblo una vida mejor en el orden cultural. (...)

"No quiere decir eso que el artista tenga que sacrificar el valor de sus creaciones y que necesariamente tenga que sacrificar esa calidad. ¡No quiere decir eso! Quiere decir que tenemos que luchar en todos los sentidos para que el creador produzca para el pueblo y el pueblo a su vez eleve su nivel cultural que le permita acercarse también a los creadores".

Con ese espíritu recibirá Pinar del Río la asamblea de la Uneac, en la que lo más importante no será únicamente el debate interno que se pueda generar, sino el alcance mismo de ese diálogo, y lo que es mayor, su impacto en la sociedad.

Por: Dorelys Canivell Canal

Tomado de Guerrillero