Donarán valiosa pieza musical a museo bayamés

Donarán valiosa pieza musical a museo bayamés

Etiquetas: 
Músicos, Granma, himno nacional
  • Jorge Luis Betancourt y Tania su esposa y colaboradora en Museo Provincial de Granma durante una exposición personal de artilugios musicales. Foto de la autora
    Jorge Luis Betancourt y Tania su esposa y colaboradora en Museo Provincial de Granma durante una exposición personal de artilugios musicales. Foto de la autora

La primera pregunta que inquieta a los amigos y conocidos es por qué el músico y artista restaurador holguinero Jorge Luis Betancourt donará al Museo Provincial Manuel Muñoz Cedeño de Bayamo un disco que contiene las seis estrofas de La Bayamesa de Perucho Figueredo en la otra cara el Himno Invasor.

A la inquietud responde plenamente convencido el incansable conservador de objetos musicales, relojes y muchos otros bienes patrimoniales, que fue en Bayamo donde nació La Bayamesa hace 150 años y donde se interpretaron por primera vez la música y la letra en patrióticos momentos, y este disco grabado a solo 40 años del suceso, debe estar junto a las pertenencias del maestro orquestador de la pieza: Manuel Muñoz Cedeño, en su casa y cerca del sitio donde ocurrieron los sucesos relacionados con  el nacimiento de lo que constituye hoy nuestro Himno Nacional.

La donación está prevista para la Fiesta de la Cubanía, del 17 al 20 de octubre en Bayamo, celebración de carácter nacional que reconoce al 20 de octubre como el día de la Cultura Cubana por ser la fecha en que se entonaran por primera vez de manera pública los versos encendidos que salieron de las manos del abogado bayamés Pedro Figueredo Cisneros.

Acerca de las características del disco objeto de donación, Jorge Luis acota que data de 1908, pertenece al sello Víctor y fue de los hechos de manera manual en una máquina entrampadora donde no intervino ningún proceso eléctrico.

El valioso objeto con 110 años de existencia, contiene la grabación de La Bayamesa de Perucho en su forma original, seis estrofas de las que actualmente solo se entonan dos, interpretada por una Banda de Música de un regimiento de infantería del ejército en La Habana.

Carbono es el elemento con que fue construido el disco, que fue grabado a 78 revoluciones y se escucha perfectamente en la victrola que posee el museo provincial de Granma, restaurada por el propio Jorge Luis a inicios del actual año.

Una colección de más de mil discos de varias décadas e incluso un siglo de antigüedad posee el artista, con la que sueña abrir un proyecto cultural en la ciudad de Holguín, para mostrar al público y estudiantes de música el recorrido histórico de los aparatos grabadores  reproductores de melodías, los que repara y conserva con especial habilidad.

En estos momentos otro artista holguinero prepara un estuche en madera para la conservación del disco que quedará en la institución cultural en el sesquicentenario de la interpretación de La Bayamesa. Gesto que agradecemos no solo los granmenses sino los cubanos todos.