El «Noviembre» de Carlos Fariñas

Música

El «Noviembre» de Carlos Fariñas

  • Escuchar la obra de Carlos Fariñas es entender la relación que se establece entre la música y determinadas fases sensoriales del ser humano. Foto UNEAC
    Escuchar la obra de Carlos Fariñas es entender la relación que se establece entre la música y determinadas fases sensoriales del ser humano. Foto UNEAC

Escuchar la obra de Carlos Fariñas es entender la relación que se establece entre la música y determinadas fases sensoriales del ser humano. El sonido recorre todo el espacio tomando ciertas referencias en las prácticas rituales con antecedente africano, se incorporan los sonidos de la naturaleza y del pueblo cubano en el tejido electroacústico. Pudiera parecer en un primer momento un paseo por viajes extraños, pero en realidad es un recorrido espiritual en busca de lo trascendente.

De esta manera describió la musicóloga Marta Rodríguez Cuervo la obra de uno de los más importantes compositores y pensadores de la música clásica contemporánea en el concierto Noviembre que se realizó en honor a Carlos Fariñas, un cierre también al coloquio La esperanza del Futuro como parte del programa del Festival de Música Contemporánea de La Habana.

El Instituto Superior de Arte (ISA) convocó este viernes 8 de noviembre a reconocidos maestros, músicos e intérpretes formados por dicha institución, así como estudiantes que cursan actualmente sus estudios universitarios en el ISA. El espacio se convirtió en homenaje a la obra de Carlos Fariñas, pero también fue un llamado a la creación y la producción musical de calidad como una característica intrínseca de los centros de enseñanza artística en la Isla.

«Por primera vez estoy segura que Carlos no ha muerto, porque las personas viven mientras las recuerden y hay muchos jóvenes aquí que cuando no estemos ningunos de nosotros van a mantener vivo a Carlos» expresó la viuda del compositor durante el homenaje.

El encuentro estuvo acompañado por la composición Corales (1971) de Fariñas con poemas de Cintio Vitier, el estreno en Cuba de Awake (2011) de Eduardo Morales-Caso, interpretado por la soprano Milagro de los Ángeles y la obra Confluencias (2015) de Ileana Pérez Velázquez.

Posteriormente aconteció el estreno mundial de Siluetas, una composición de Ailem Carvajal que llamó al uso de la sensorialidad del sonido y al poder de la imagen y los símbolos visuales para transmitir un mensaje.

«Aquí estamos, en el Instituto Superior de Arte, y no solo yo, sino tantos que hemos recorrido caminos diferentes, pero siempre estamos aquí. Ojalá y que este cierre del coloquio internacional La esperanza del futuro, sea un inicio para los retornos de todos aquellos músicos que se sienten orgullosos de esta excelencia que es la música cubana. Las escuelas de arte de Cuba no son solo excelentes a nivel arquitectónico, sino también a nivel de contenido y de formación» reconoció la pianista y compositora Ailem Carvajal.

Como colofón el Aula Magna del ISA fue invadida por la sonoridad de la obra Impronta de Carlos Fariñas, bajo la dirección de Manuel Ceide y la interpretación de la pianista Mayté Aboy y la agrupación Percuba Ensemble.

Ceide reconoció que no se le hubiera ocurrido un final mejor para el coloquio La esperanza del Futuro. «Es un honor dirigir una obra como Impronta, en todo sentido. Solo me queda agradecer a todos los presentes, a todos los estudiantes que han estado hoy aquí de manera masiva y plantearos un compromiso para continuar y creer en la producción musical cubana».