“El pianista del cine mudo”: el premio merecido

“El pianista del cine mudo”: el premio merecido

Etiquetas: 
: Escritores, sala Villena, Literatura
  • El intercambio de dos autores cubanos desde una perspectiva diferente, posibilita el disfrute de sus obras. Foto del autor
    El intercambio de dos autores cubanos desde una perspectiva diferente, posibilita el disfrute de sus obras. Foto del autor

Este viernes 9 de marzo de 2018, en la Sala Villena de la UNEAC, se realizó un encuentro literario entre Gretel Jiménez y Alberto Guerra, para dialogar sobre sus creaciones literarias.

Gretel comenzó contando sobre su estancia en Estados Unidos, país en el que vive desde los 12 años, y sobre su quehacer artístico destacó el proyecto investigativo Gestión Yoruba, y sobre los temas de la adolescencia de Cuba, vista desde “afuera”; son temas también de su interés, la mujer y la literatura infantil, de la que puede dar fe su obra La bella durmiente en el Central Park; otra de sus creaciones son Ópera La Traviata, publicada por la Editorial Gente Nueva, y Tempestades solares.

El público presente quedó impresionado, aunque con deseos de escuchar, de su propia voz, algún fragmento de su obra.

Este vacío no duró mucho porque Alberto Guerra cubrió esa ausencia con la lectura de uno de sus cuentos. Antes, cuando se le cedió la palabra, destacó el papel que tiene en su vida creatina “los novísimos”, de los que destacó “están de moda otra vez”. Explicó rasgos de este grupo de escritores, entre ellos su ubicación temporal, década del 60 y del 70, y las “revoluciones estéticas” llevadas a cabo por ellos.

Luego, sorprendió al publicó presente con la buena noticia de su premio, del que hacía solo unas horas tenía conocimiento; este es el premio “José Nodales”, el que premia con un monto de 6000 euros; ocasión propicia para la lectura del cuento El pianista del cine mudo, ganador del lauro.

Escuchar entonces la narración, desde la propia voz de su autor, permite llegar hasta el imaginario ficcional creado, en el que los diferentes personajes con sus conflictos particulares y la articulación de estos en un espacio común hacia el final del cuento, permitieron entender la calidad artística de este cuento y la justificación del merecido premio.