En cartel muestra bipersonal en la UNEAC de Cienfuegos

En cartel muestra bipersonal en la UNEAC de Cienfuegos

  • Matías y la sirena, obra de Ángel Fernández (Ández) en la exposición de artes visuales
    Matías y la sirena, obra de Ángel Fernández (Ández) en la exposición de artes visuales

La galería Mateo Torriente, del Comité Provincial de la UNEAC en Cienfuegos, mantendrá en cartel por espacio de un mes la recién abierta muestra bipersonal de dibujos Conexión eléctrica, a cargo de dos miembros de la Asociación de Artes Plásticas de la organización de vanguardia: José Basulto y Ángel Fernández (Ández)

José representa uno de los principales exponentes del arte ingenuo o primitivo en Cienfuegos; mientras que Ángel destaca en el campo del humor gráfico. Él es el subdirector editorial de La Picúa, suplemento humorístico del periódico provincial 5 de Septiembre.

Pertenecientes a diferentes generaciones (el primero, nacido en 1959, posee veinte años más que el segundo), el veterano Basulto y el más nobel Ández hermanan sus universos creativos aquí, para configurar una exposición a cuatro manos donde lo primero que salta a la vista es la ausencia de color de estos nuevos trabajos de dos creadores tan polícromos, especialmente José: todo luz en sus fabulaciones naif.

Al respecto Basulto opinó que durante el confinamiento motivado por la pandemia comenzó a trabajar el claro y oscuro, a grafito y bolígrafo, que en su opinión es como el negativo de las obras realizadas antes.

En las palabras del catálogo se aprecia que Basulto asume el método con que Feijóo erige el mito y se deja arrastrar por ese imaginario, lo narra en primera persona y vive; en tanto Ández lo cata desde las ciencias de la interpretación para devolverlo en pulsos estéticos y visiones personalísimas que, además, cotejan sus calidades técnicas y sensibilidad.

Añade el documento que ambos se enternecen con universos domeñados por la insularidad (la presencia del mar, los distingos rurales o urbanísticos desde el desaforo creativo, el viaje como entelequia, la religiosidad), aunque el uno no alcanza a controlar los excesos, a diferencia del otro, que toma los recaudos de la academia para ser cabal y dosificar los entornos, las figuras y narratividades.

De acuerdo las referidas palabras, Conexión eléctrica es un deleite para los que se regocijan con las obras signadas por el arte de la ilustración o el diseño, una buena ocasión para acercarnos a dos de los dibujantes más sagaces de la vanguardia plástica local.