Entregan en Santiago de Cuba Placa José María Heredia

Entregan en Santiago de Cuba Placa José María Heredia

Etiquetas: 
Santiago de Cuba
  • Los galardonados con la Placa José María Heredia. Fotos del autor
    Los galardonados con la Placa José María Heredia. Fotos del autor
  • El Doctor Ricardo Hodelin tablada, con las palabras de agradecimiento. Fotos del autor Sergio.
    El Doctor Ricardo Hodelin tablada, con las palabras de agradecimiento. Fotos del autor Sergio.

Por los significativos aportes a favor de la cultura del país, la Placa de Reconocimiento José María Heredia le fue otorgada a un grupo de intelectuales e instituciones santiagueras, precisamente en la casa del bardo de la nacionalidad cubana.

La Universidad de Oriente, el semanario Sierra Maestra y la Academia de Artes José Joaquín Tejada son los centros galardonados, junto al Cuarteto de Saxofones y la promotora cultural Lucía Nerís Ríos, a la que le dedicaron emocionados versos en la solemne ceremonia.

De igual manera, fueron distinguidos los creadores Manuel Gómez Morales, la Doctora Damaris Torres Elers, Leonardo Walter Alexander y Luís Emán  Fornaris, además del Doctor en Medicina e Historiador Ricardo Hodelin  Tablada, quien pronunció las palabras de agradecimiento en nombre de los  homenajeados.

Comenzaba su alocución el Doctor Hodelin, recordando el discurso del Apóstol José Martí el 30 de Noviembre de 1889 en New York los Estados Unidos cuando expresó: “Donde son más altas las palmas en Cuba, nació Heredia en la infatigable Santiago”. Resaltaba de esta manera la loable idea de la Dirección Provincial de Cultura de nominar con el nombre del poeta a su más alta distinción.

Para los que sabemos de los goces del espíritu, recibir la Placa Heredia es realmente significativo apuntaba el investigador, la asumimos en un lugar muy especial, la casa del poeta, un sitio realmente mágico, cuidadosamente conservado donde todavía se siente la impronta del bardo, y que al decir de la escritora Deisy Cué, y yo le creo, algunas noches se sienten los pasos del poeta que desanda sus rincones y se mece en los balances, mientras medita sobre algunos de sus excelentes poemas.

Heredia nació en Santiago de Cuba el 31 de diciembre de 1803, a los 3 años aprendió a leer y a escribir con su padre, se graduó de abogado y tuvo algunas incursiones en el teatro, anduvo con soltura por los fascinantes mundos de la creación sin renunciar a la identidad de la historia, era capaz de traducir del inglés, del francés, del latín y del italiano.

Comentaba el Doctor Hodelin que el Cantor del Niágara tuvo una corta pero intensa vida, muere de tuberculosis en la Ciudad de México con sólo 35 años el 7 de Mayo de 1839. De él, dijo Martí volviendo a citar al más universal de los cubanos: “El  primer poeta de América es Heredia, solo él ha puesto en sus versos la sublimidad, pompa y fuego de su  naturaleza, él es volcánico como sus entrañas y sereno como sus alturas.”

Concluía su discurso el galeno escritor, rememorando al Mártir de la   Generación del Centenario Abel Santamaría en su 90 cumpleaños, asimismo  insistía en la gratitud por el otorgamiento de la Placa José María Heredia, en  ocasión de las celebraciones con motivo de la Jornada Nacional de la Cultura que refuerza la identidad y sentimientos patrios.