Esteban Montejo es el espíritu de la rumba

Esteban Montejo es el espíritu de la rumba

Etiquetas: 
Músicos, UNEAC, Biografía de un cimarrón, literatura cubana, rumba cubana
  • El espacio habitual con frecuencia quincenal reúne a los amantes de la rumba cubana.
    El espacio habitual con frecuencia quincenal reúne a los amantes de la rumba cubana.

La rumba es la anfitriona de la tarde y las primeras horas de la noche en La peña del Ambia. Este especio fijo de la UNEAC rindió homenaje al cincuenta aniversario de Biografía de un cimarrón, novela testimonial del poeta y etnólogo Miguel Barnet, presidente de la institución.

Las palabras inaugurales de la actividad estuvieron a cargo del periodista y crítico Pedro de la Hoz quien expresó el valor de Biografía…, libro que marcó un punto de giro en la literatura cubana al darle voz a un tema poco investigado hasta aquel entonces, como fue el cimarronaje, fundamental para comprender el legado africano en nuestro país. Bien afirmó don Fernando Ortiz en 1940: “Cuba sin el negro no sería Cuba”.

Otro de los acontecimientos que se celebra este año es el aniversario 130 de la abolición de esclavitud. “No podemos olvidar esos hombres que fueron arrancados de su tierra natal y aportaron su cultura y sabiduría (…). Creo que la rumba cantará siempre a estos negros”, puntualizó De la Hoz.

Por su parte, Miguel Barnet destacó la trascendencia de La peña del Ambia como símbolo de nuestra identidad y aseguró “a un libro se le puede dedicar un artículo, un ensayo, pero que se le dedique una rumba es un caso excepcional, al menos en la cultura cubana. Este espacio se defiende solo. (…) No se concibe la cultura cubana sin las expresiones raigales como la rumba”.

Los grupos Chabalonga y Clave y Guaguancó fueron los encargados de la velada musical donde cobra vida el ritmo de tambores, claves y cajones, parte de lo más auténtico y genuino de nuestra cubanía.