Frank Delgado, hijo de la trova

Frank Delgado, hijo de la trova

Etiquetas: 
Músicos, Bayamo, Granma
  • Frank Delgado y su grupo en la Plaza de la Revolución de Bayamo. Foto de la autora
    Frank Delgado y su grupo en la Plaza de la Revolución de Bayamo. Foto de la autora

Frank Delgado regresó a Bayamo a casi una década de ausencia a la Ciudad Monumento para cantarle a Carlos Manuel de Céspedes en el aniversario 199 del natalicio del Iniciador de las guerras por la independencia y como invitado especial a la XIV edición del evento Canción al Padre, que cada abril realiza la Asociación Hermanos Saiz de Granma.

Interpretó para el reencuentro con el público de la Ciudad Monumento canciones del disco Mas, de reciente producción, donde interpreta  en dueto con numerosos exponentes de la canción pop, la trova y el son cubanos.

Con El  búfalo y la moringa, tema de apertura del disco, este hijo de la trova, como él mismo se denomina, abrió el concierto en la Plaza de la Revolución, justo frente a la estatua del Padre de la Patria

También interpretó las antológicas Cuando se vaya la luz, y dedicó al amigo Santiago Feliú sus canciones, como a Silvio y Pablo, dos exponentes del movimiento de la nueva trova cubana, paradigmas para las sucesivas generaciones de cantores.

Una rica charla con el público, numeroso, que coreó sus canciones más viejas, y bailó y disfrutó las de más reciente creación. Poesías que salen del pecho de este cronista de su tiempo, acompañadas de excelente música del grupo que conforman  el bayamés Gabriel Oramas en el piano, Adriel López en la guitarra eléctrica, Lili Ojeda en las voces y Alejandro Aguilar en la percusión.

A los hippies de las décadas de los años 60 y 70 del pasado siglo, a los maestros emergentes, a las experiencias de su hijo al crecer y a muchas otras personas y sucesos dedica canciones, llenas de ritmo, picardía cubana y sinceridad. Tal como los juglares que todavía pueblan las ciudades cubanas que andan de esquina en esquina, guitarra al hombro alegrando las vidas ajenas.