Grettel Morejón y Dani Hernández triunfan en Gala Internacional de Ballet

Grettel Morejón y Dani Hernández triunfan en Gala Internacional de Ballet

Etiquetas: 
Ballet Nacional de Cuba
  • Grettel Morejón y Dani Hernández con Marcia Haydee. Foto cortesía del Ballet Nacional de Cuba
    Grettel Morejón y Dani Hernández con Marcia Haydee. Foto cortesía del Ballet Nacional de Cuba

La función de apertura de la II Gala Internacional de Ballet en Providencia, Santiago de Chile, estuvo caracterizada —básicamente— por la elegancia, la plasticidad y la cubanía que los primeros bailarines Grettel Morejón y Dani Hernández, figuras insignia del Ballet Nacional de Cuba (BNC), le imprimieron a la participación cubana en ese evento.

Una actuación única e irrepetible con capítulos antológicos del ballet clásico y algunas actuaciones estelares fue la carta de presentación de los artistas habaneros en la reapertura del Teatro Oriente, en la capital de la hermana nación austral, donde se dieron cita bailarines de Europa, Cuba y Chile.

Las más cálidas ovaciones fueron para el bailarín ruso Andrei Ermakov, quien se distinguió —fundamentalmente— por el uso inteligente de una impecable técnica académica e interpretación teatral, en el pas de deux que compartió con la bailarina ucraniana Svetlana Bednenko en El Corsario, con coreografía del maestro Marius Petipa y música del maestro Adolphe Adam.

El artista, integrante del Ballet Mariinsky, de San Petersburgo, ha sido partenaire recurrente de la primera bailarina rusa Ulyana Lopatkina, una de las leyendas de la danza que, a sus 44 años de edad, todavía continúa activa en las tablas.

Pero si Ermakov se destacó en El Corsario, y además, en Raymonda Adagio, con coreografía de Petipa y música del maestro Alexander Glazunov, no quedó por debajo de él, en modo alguno, la bailarina Svetlana Bednenko, miembro del Ballet Teatro Mijailovski, de San Petersburgo.

A Grettel Morejón y Dani Hernández les correspondió interpretar el difícil reto que implica abrir el espectáculo: bailar el pas de deux Aguas Primaverales, con coreografía del maestro Asaf Messerer sobre música del maestro Sergei Rachmáninov

Inimitables esas dos figuras emblemáticas del ballet cubano y universal que impartieron una lección magistral de virtuosismo técnico-interpretativo (incluida la intelectualización y espiritualización de los movimientos corporales en que se sustenta el arte danzario en general, y la danza clásica en particular).

Grettel y Dani no solo salieron airosos (¿cuándo no?) de esa prueba de fuego, sino que se ganaron el afecto, el cariño y el respeto, así como la calurosa ovación por parte de los amantes del arte de las puntas y los colegas de la prensa especializada que cubrían esa gala.

En el segundo acto, el pas de deux del clásico Cascanueces, con versión de la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso, miembro de honor del Consejo Internacional de la Danza, y partitura del maestro Piotr Ilich Chaikovski, les facilitó a los intérpretes la coyuntura ideal para que desplegaran, con los solos, su indiscutible excelencia artístico-profesional que los identifica en cualquier escenario nacional o foráneo.

Desde el Sitio Web de la UNEAC felicitamos a Grettel Morejón y Dani Hernández por haber colocado en la cúspide de la montaña, no solo a la Escuela Cubana de Ballet y al BNC, cuya respectiva fama trasciende las fronteras geográficas insulares, sino también a la cultura cubana y a la patria del venerable padre Félix Varela, José Martí y Fidel Castro.