Hablar de Fidel es un desafío

Hablar de Fidel es un desafío

"El mundo en Fidel ¿Dibujando nuevos paradigmas?", de la autoría de la Doctora en Ciencias Históricas, María Elena Álvarez Acosta, y el Doctor en Ciencias Políticas, Abel Enrique González Santamaría, es el título que fue presentado este 25 de noviembre en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC, en homenaje al legado de nuestro líder histórico, Fidel Castro Ruz, justo cuando se cumplen cuatro años de su desaparición física.

Se trata de "un libro necesario" que estuvo a cargo de la Editorial Universitaria Félix Varela, y que "requirió el esfuerzo de un equipo que trabajó sin descanso este año para concebirlo en un momento muy complejo por la pandemia de la Covid-19". Así comentó en su preámbulo, el director de la casa editora, Jorge Félix Placeres Alonso, quien, además, expresó sentirse orgulloso y honrado por tal empeño, y agradeció la oportunidad de asumir el proyecto con el compromiso que significa, y poder así aportar a la difusión de la obra de Fidel, con el objetivo de mantener vivo su legado. Del mismo modo, lo calificó como un texto importante, "hecho desde los sentimientos", que privilegia a la editorial que representa.

"El mundo en Fidel ¿Dibujando nuevos paradigmas?" está estructurado en siete acápites en los que se aborda el pensamiento de nuestro líder histórico, desde sus orígenes hasta que adquirió una concepción más profunda del mundo y sus conflictos, siempre con un enfoque antimperialista, y en contra de la opresión en cualquiera de sus variantes.

En su presentación, la profesora e investigadora titular, María Elena, confirmó que el libro "es inacabado" porque, aunque trabajaron muchísimo, es imposible abarcar la obra de Fidel, que es tan prolífica. Sugirió que su estudio resulta vital para "continuar el ejemplo" del Comandante, y para que podamos adquirir una proyección de lo que podemos hacer con el sistema que construimos.

Por su parte, el también profesor e investigador titular Abel Enrique, comentó ―desde la emoción―, que “hablar de Fidel es un gran reto, un desafío”, y que la idea del libro surgió por la inquietud de querer hacer más para continuar el proyecto revolucionario que él fundara décadas atrás. “Por eso fue obligatorio buscar sus orígenes para entender su formación y la evolución de su pensamiento”.

Asimismo, Abel Enrique puntualizó que se trata de un texto valioso para los jóvenes. “Tenemos muchos retos en las aulas presenciales y también en el entorno virtual (…) no se puede desperdiciar ningún espacio (…) debemos favorecer el estudio de la obra de Fidel porque es un sector que necesita ese acompañamiento histórico”.

De acuerdo con ambos autores, tuvieron en cuenta el sentido lógico de Fidel, su dialéctica, y su concepción martiana y universal. El resultado es un texto polémico, que estimula el debate, y sirve para recordar nuestro pasado, para entender el recorrido de la Revolución, y valorar lo conseguido hasta hoy.

María Elena y Abel Enrique coinciden en que Fidel fue, por excelencia, un líder de pensamiento y acción, su ideología es paradigma y trasciende, incluso, para sus enemigos porque incentivó valores, y durante toda su vida “nos enseñó la magnitud de emplear la verdad y acudir a ella como arma fundamental aunque fuera en escenario complicado”.