Heredera invicta de tradiciones culturales

Heredera invicta de tradiciones culturales

Etiquetas: 
Músicos, Bayamo, himno de Bayamo
  • Carlos Puig Jr, actual director de la Banda, recibe el reconocimiento del pueblo de Granma y del Comité Provincial del PCC en las manos de Bladimir Rodríguez Zambrano Jefe del Departamento Ideológico del Comité Provincial del PCC. Foto de Carlos Daniel Montejo
    Carlos Puig Jr, actual director de la Banda, recibe el reconocimiento del pueblo de Granma y del Comité Provincial del PCC en las manos de Bladimir Rodríguez Zambrano Jefe del Departamento Ideológico del Comité Provincial del PCC. Foto de Carlos Daniel Montejo

Aquella tarde de la Fiesta del Corpus Christie en Bayamo, doce músicos bajo la dirección del Maestro de Capilla Manuel Muñoz Cedeño, osaron interpretar en el Te Deum, una melodía que nada tiene de sacra, en la Iglesia Parroquial Mayor.

Los mismos acordes repetidos durante la procesión por las principales calles de la ciudad aquel once de junio de 1868, fueron como martillo a los oídos del Coronel español Julián Udaeta,  Gobernador de Bayamo, el que miraba con ojeriza a los presentes y sus familias, entre los que se encontraban los abogados Pedro Figueredo Cisneros, compositor de la música que exalta a los presentes, Pedro Maceo Osorio y el hacendado Francisco Vicente Aguilera.

Cuatro meses más tarde confirmaría Udaeta que la marcha tiene una letra de extraordinario contenido patriótico y es la arenga para llamar a hombres y mujeres cubanos  a empuñar las armas contra el yugo colonial español.

Aquellos músicos se hicieron a la manigua bajo la dirección del maestro capitán José JoaquínBatista y desafiando las balas y la lluvia, el hambre y el peligro fundaron la tradición que vincula para siempre la cultura y las luchas independentistas en Bayamo.

Aunque se reconoce como fecha fundacional el mes de octubre de 1868, fue en junio de ese propio año en que la Banda organizada por el Maestro Manuel Muñoz, bayamés de pura cepa, de pensamiento independentista, interpretó por vez primera la música de La Bayamesa de Perucho, devenida Himno Nacional.

La fecha celebrada en esta jornada en Bayamo, a 150 años del hecho trascendental para la historia y la cultura cubana.

Heredera de las tradiciones culturales de la región, la Banda, que luego amenizó espacios sociales en la urbe oriental, llegó a nuestros días bajo la batuta de numerosos hombres que interpretaron el valioso legado que les fue entregado en cada momento.

Una sencilla ceremonia de homenaje ocurrió esta mañana en el Museo Provincial Manuel Muñoz Cedeño de Bayamo, donde el Instituto Cubano de Amistad con los pueblos, La empresa provincial comercializadora de la música y los espectáculos musicales Sindo Garay y el pueblo de Granma y Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba, entregaron reconocimientos a esta significativa institución cultural.

La Banda ha participado en diversos momentos históricos de la región y la nación, y recibido por ser escuela de músicos, directores y otros artistas, numerosos reconocimientos.

Aunque con una moderna sonoridad enriquecida por instrumentos electrónicos, la agrupación más grande del territorio, conserva los géneros y temas que interpretaron sus iniciadores, partituras que llegaron a la actualidad gracias a la labor de historiadores y especialistas con la familia Muñoz y Cabrera, pues varios de los hijos de Manuel Muñoz dirigieron la Banda en distintos momentos y fueron dejando la herencia musical.

Numerosos fundadores del núcleo actual de la institución y jubilados merecieron el reconocimiento  por la trayectoria artística y los aportes a la música y la cultura cubana.