Homenaje a Chito Latamblet. A cien años de su natalicio

Al Tresero Mayor

Homenaje a Chito Latamblet. A cien años de su natalicio

Etiquetas: 
Músicos, Guantánamo, changüí, homenajes
  • Desde el tres surge el changüí en el pentagrama musical cubano.
    Desde el tres surge el changüí en el pentagrama musical cubano.

Guantánamo, heredero de la tradición musical changüisera, reúne en su historial a muchas de las figuras representativas que desde la segunda mitad del siglo XIX identifican la música de nuestra provincia.

Uno de los casos genuinos de esta manifestación es Chito Latamblet (1916-1993), reconocido en la interpretación musical del tres y que ha sido validada por treseros de la talla de Pancho Amat quien lo llamó Tresero Mayor, precisamente por sus cualidades musicales a la hora de tocar el instrumento. Igualmente, es fuente de referencia para los que hoy se interesan en la práctica de esta música.

Descendiente de una tradición familiar legendaria en la práctica de las diferentes manifestaciones musicales de la región, Atina Latamblet se reconoce como una de las changüiseras más antigua que “[…] solía interpretar changüí junto a sus hijos libertos en la finca San Miguel que se encontraba cerca de los límites del municipio de Jamaica […]”. (Pérez y María Teresa, 1987: 46).

La casa de su abuelo Demetrio Latamblet fue uno de los focos changüiseros en los que compartían treseros como Miguel Lavié, Pedro Massó, el diablo Wilson, Raúl Capé, Gollo Montalvo, en los festejos urbano-rurales que constituían espacios de realización importantes, en los que solo el recuerdo de los testimoniantes pueden afirmar dicha relevancia. Allí compartía también su padre Marcelino Latamblet y otros de la talla de Sindo Garay y Benito Odio, representantes de la trova tradicional santiaguera y guantanamera, lo que demuestra un verdadero crisol de músicas y versatilidades interpretativas, pues lo mismo podía descargarse con un changüí, una canción, un sonecito, un nengón, por solo mencionar algunas de las practicas genuinas de esta zona del país. Por supuesto, ese fue el entorno en el que se desempeñó Chito quien fue capaz de sedimentar en su interpretación musical los códigos de los diferentes géneros de la música cubana que escuchó e interpretó durante su trayectoria artística.

Integró varias agrupaciones y piquetes que alrededor de los años 30 en adelante fomentaron su manera peculiar de tocar el tres, entre ellas se destaca las agrupaciones soneras con las que tocaban en la Base Naval de Guantánamo, lugar en el que llegó a tocar hasta jazz con el tres, lo que favoreció posteriormente la creación de un estilo propio a la hora de interpretar géneros como el changüí, a esto se añade la integración del conjunto Changüí de Guantánamo, en el que trascendió hasta el fin de sus días.

Haber sido parte de la historia del conjunto Changüí de Guantánamo, conllevó que mucho de los conocedores del tema comentaran que Chito no era un verdadero changüisero, pues el verdadero changüisero era el cantaba y tocaba al mismo tiempo, como lo hacían los practicantes de las zona rural, pues inicialmente las fiestas que se formaban en las casas de los guajiros, eran conducidas por el tresero, el que no podía dejar de llevar su instrumento, el resto de los instrumentos se incorporaban poco a poco, o se sustituían con utensilios del hogar.

En el caso de Chito, por no poseer vocación para el canto, al iniciarse como integrante del conjunto Changüí de Guantánamo le asignaron un cantante, lo que para muchos fue una nueva manera de proyectar esta música.1 Otros, fundamentalmente practicantes del tres, señalan que “[…] Chito introduce dentro del género la descarga, que los changüiseros de antes no descargaban y Chito sí lo hacía […]”.2 Estos aportes musicales se convirtieron en patrones para los grupos que hoy cultivan esta tradición.

A esto se añade que en la década del 80 graba el LD de changüí, titulado Changüí y Cumbancha Ahora Sí, que le otorgó el mérito de ser el primer tresero que dio a conocer con el formato de changüí, este tipo de música. A la par, otras grabaciones entre las que se destacan una Descarga sonera junto a Octavio Sánchez, conocido como Cotán, y una Descarga sobre el tema Preludio de Girón de Silvio Rodríguez, muestran su versatilidad interpretativa como tresero.

En cada una de estas cintas Chito es capaz de asumir y plasmar sus capacidades creativas, para conformar un estilo interpretativo y que fuera fuente de referencia musical para instrumentistas como Pancho Amat quien contó con el placer de haberlo conocido y en varias ocasiones visitó la provincia de Guantánamo para intercambiar sus conocimientos acerca del changüí, y al respecto comenta: “[…] Si tú quieres ahora tocar un changüí de altura, tienes que remitirte obligado a Chito Latamblet en el tres, […] el patrón del changüí es él”. 3

Dicha afirmación valida la importancia de Chito para la historia de la música popular cubana en la interpretación del tres. El dominio de diversos códigos musicales debido a la inserción en varias agrupaciones que interpretaban distintos géneros de la música popular, sus aportes al changüí, que proceden de ese amplio abanico de conocimientos musicales en vinculo con los acontecimientos vividos, fundamentalmente con su familia como vehículo principal para su realización musical tresera, permitió que a cien años de su natalicio, aún hoy Chito sea referencia nacional en la práctica de las más genuinas y auténticas músicas del alto oriente, una de las maneras de resumir dicha significación fue la confesión de Pancho cuando dijo: “[…] Chito empezó siendo un tresero de changüí y terminó siendo él, el changüí […]”.4

Cien años se celebran de su natalicio el Festival de Changüí Elio Revé Matos, que sesionara durante los días 23 al 27 del presente mes y que es uno de los acontecimientos más importantes de la provincia que aúna las disimiles expresiones de la música popular de la localidad, además incluir entre sus actividades, como ya es habitual, ponencias, conferencias, competencias de parejas de baile, treseros y bongoseros, conciertos y la algarabía de los seguidores de esta música del alto oriente cubano.

Notas:

1 Dato expuesto en la entrevista realizada a Ramón Gómez Blanco el 20 de agosto del 2010. Ramón Gómez Blanco graduado de Cultura Física y Deporte, es también considerado músico, compositor y arreglista, es de los investigadores en la provincia que ha hecho aportes desde este punto de vista y fuente de primera mano contribuyente para el trabajo. Igualmente hace referencia a este comentario realizado por el mismo Ramón, en el libro de Yaremi Estonel Lamoth: Guantánamo tiene su changüí, p. 33.

2 Entrevista realizada a Carmelo Irbe Suterán el 23 de diciembre del 2010.

3 Entrevista realizada a Pancho Amat el 23 de noviembre del 2010.

4 Entrevista realizada a Pancho Amat el 23 de noviembre del 2010.