Homenaje de la UNEAC camagüeyana entre canciones, poemas y narraciones

Homenaje de la UNEAC camagüeyana entre canciones, poemas y narraciones

Etiquetas: 
Camagüey, Peña de Peña
  • La “Peña de Peña”, surgió hace más de dos décadas como iniciativa del creador, ya fallecido, Rafael Esteban Peña, y se ha convertido en un espacio de debate y promoción artística en la Ciudad de los Tinajones. Foto del autor
    La “Peña de Peña”, surgió hace más de dos décadas como iniciativa del creador, ya fallecido, Rafael Esteban Peña, y se ha convertido en un espacio de debate y promoción artística en la Ciudad de los Tinajones. Foto del autor

El reconocimiento a quienes durante el mes de julio cumplieron años de edad devino la Peña de Peña, el encuentro mensual que organiza la filial camagüeyana de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Entre canciones, poemas y narraciones, quienes cumplieron años de edad expusieron experiencias sobre las proyecciones e inquietudes vinculadas con la creación literaria y artística.

Actuaron entre otras figuras el bolerista Simón Roberto, el guitarrista Michel Hernández, el narrador oral Gabriel Enrique Castillos Santos y los dúos Voces y Novarte.

La “Peña de Peña”, surgió hace más de dos décadas como iniciativa del creador, ya fallecido, Rafael Esteban Peña, y se ha convertido en un espacio de debate y promoción artística en la Ciudad de los Tinajones.

Sergio Morales Vera, presidente del Comité Provincial de la UNEAC y conductor del espacio informó que la Peña de Peña es homenaje perpetuó al poeta popular camagüeyano Rafael Esteban Peña (Camagüey, Cuba, 17 de mayo de 1919-26 de enero de 1997).

Esteban Peña obtuvo diversos premios en eventos literarios, entre ellos siete veces el Premio Rubén Martínez Villena, convocado por la Central de Trabajadores de Cuba.

Peña, fue presidente permanente del Taller Literario Rubén Martínez Villena, que sesionó durante más de veinte años en la ciudad de Camagüey.  En 1991 publicó el cuaderno poético Naufragios en la Vía Láctea, Colección Arpas Amigas, Editorial Ácana.

De Rafael Peña, el poeta Roberto Manzano subrayó: Era una transparencia por donde entraba la luz de la generosidad y el sacrificio por los demás. A su sombra de hombre solo, abandonado de muchos, cercado de multitudes silenciosas que le queríamos sin palabras, escribió sus versos, como quien sólo da un sencillo testimonio de haber vivido sin enlodarse y haber crecido continuamente hacia la luz más alta.