Homenaje lírico al inicio de las Guerras de Independencia en la UNEAC holguinera

Homenaje lírico al inicio de las Guerras de Independencia en la UNEAC holguinera

Etiquetas: 
Jornada por la Cultura Cubana, Holguín, poemario, : Escritores
  • Presentación del poemario La marcha de la bandera de Ronel González Sánchez en la UNEAC de Holguín. Fotos del autor
    Presentación del poemario La marcha de la bandera de Ronel González Sánchez en la UNEAC de Holguín. Fotos del autor
  • Presentación del poemario La marcha de la bandera de Ronel González Sánchez en la UNEAC de Holguín. Fotos del autor
    Presentación del poemario La marcha de la bandera de Ronel González Sánchez en la UNEAC de Holguín. Fotos del autor

La edición especial del poemario La marcha de la bandera, del escritor Ronel González Sánchez, fue presentada en la sala Taguabo de la UNEAC en Holguín, como homenaje de la institución al aniversario 150 del inicio de las Guerras de Independencia.

Inspirado en la gesta independentista del 10 de octubre de 1868, en Carlos Manuel de Céspedes y otras importantes figuras y sucesos históricos del siglo XIX cubano, la publicación del libro bajo el sello de la Editorial Barajagua, fue iniciativa del historiador holguinero José Abreu Cardet y cuenta con el asesoramiento tecnológico del informático Carlos Parra Zaldívar, pues el lanzamiento del volumen se realizó en cuatro formatos digitales para que sea consultado desde cualquier dispositivo electrónico. Además, añade Ronel, se lanzó mediante las redes sociales, como Facebook y Twitter, directorios de correo electrónico y el blog Visión desde Cuba, del holguinero Luis Ernesto Ruiz Martínez.

“Graduado en Historia del Arte, el autor de estas páginas se ha dedicado a investigar y a explorar la historia patria desde hace varias lustros, con intenciones de vivenciar e integrar a su trayectoria vital las heroicas secuencias que ahora se entregan transformadas en poemas que nos impresionan por la honestidad y hondura con que fueron escritos”, escribe en la Nota a la edición digital, Julio Méndez Rivero, presidente de la UNEAC en Holguín.

Apasionado del siglo XIX cubano y sus principales figuras, Ronel publicó por la editorial Ácana de Camagüey Teoría del fulgor accesorio, primera exploración de la que se desprende La marcha de la bandera, pues, asegura, la temática no se agotó y continuó trabajándola.

Además, subraya Méndez Rivero, “ha tenido la fortuna de presentar su poemario en sitios entrañables como la Casa de la nacionalidad cubana, junto al río Bayamo, en ámbitos históricos que de una forma u otra también iluminan desde estas páginas, y ha recorrido esos espacios primigenios de la nación con ojos de emoción y asombro, imantadas partículas que percibimos en versos y fragmentos documentales, porque al compartir esos trascendentes textos ajenos que disemina en el libro el poeta también nos involucra en las sensaciones que experimentó en la soledad de su campamento próximo al río que los pobladores llaman Miradero, en la periferia de la ciudad de Holguín”.

La presentación del texto en la sala Taguabo de la UNEAC contó la presencia del importante poeta Delfín Prats, quien declamó su conocido poema “Mañana en La Demajagua”.

Ronel leyó fragmentos de la proclama que lanzó Carlos Manuel de Céspedes ese día, conocida como el Manifiesto del 10 de Octubre, además del poema cespediano “Al Cauto” y dos de sus textos poéticos, “Vindicación del padrazo” y “Hombre de mármol”. Destacó, además, la importancia que desde Holguín saliera un libro para Cuba y el mundo con el objetivo de celebrar esta importante fecha y se hiciera desde la UNEAC, con el apoyo de la Filial holguinera de la Unión de Historiadores de Cuba y el Centro Provincial del Libro y la Literatura.

“En realidad es mi deber, el siglo XX me emociona muchísimo y no debemos permitir que se olvide nuestra historia”, subrayó el autor, entre otros, de El mundo tiene la razón, Desterrado de asombros, Consumación de la utopía, Atormentado de sentido; para una hermenéutica de la metadécima, Temida polisemia; Estudio de la obra del poeta cubano Delfín Prats, y Érase un elefante bocarriba; racimo de décimas humorísticas cubanas.

Añade Ronel que La marcha de la bandera se trata de un libro de décimas como homenaje a los precursores de las gestas independentistas cubanas, quienes también fueron poetas, como Carlos Manuel de Céspedes, de quien el próximo año, nos recuerda, recordaremos su bicentenario, Perucho Figueredo y José Martí. Además, incluye poemas a Quintín Banderas, probablemente el único que se haya dedicado al general negro cubano; Máximo Gómez, obra considerada por el autor como la de más alto vuelo lírico; Calixto García, una deuda personal con el general holguinero, Antonio Maceo, Vicente García y Bartolomé Masó, además de versos a los mambises desconocidos y las varias mujeres cubanas que participaron en las gestas independentistas. Mediante la poesía, añade Ronel, trato de humanizar a los héroes, pues ellos no son de mármol.

El escritor Manuel García Verdecia, vicepresidente de la UNEAC en Holguín, al mismo tiempo que exhortó a ampliar la edición de formato de disco del poemario y llevarlo a las bibliotecas y centros educacionales, subrayó: “Por primera vez y en todo el país se hace el homenaje en el 150 aniversario de lo que nos entregó la independencia y el ser nacional, que es la cultura, desde la poiesis, desde la creación. Esta edición digital que recoge los textos de Ronel es un hecho realmente trascendente, el gesto fundacional de la poiesis de la Nación, dimensionado y rescatado por la propia poesía”.

En el prólogo, el poeta Moisés Mayán comenta: “Apuntar que Ronel González publica un libro más, sería incurrir en un lugar común dentro del panorama literario cubano, pero corroborar que este autor ha construido un arma estratégica, me convierte en cómplice de las estructuras que manifiesta La marcha de la bandera. El resurgir de la novela histórica en un puñado de narradores cubanos, y la asimilación de esas propuestas por el público lector, demuestra quizás la necesidad de escalar nuevas alturas”.

Mayán, ganador del premio Regino Boti por su poemario Carga al machete, subraya más adelante: “Estos poemas que conmueven a vuelta de página, no han sido generados por un compromiso artificial, no son despojos de las intensas contiendas de lectura, ni mucho menos producto del oficio de quien conoce el serpenteo de la décima en la manigua del lenguaje. El hombre que escribe los textos de La marcha de la bandera fue haciendo a pie su historia, rumiándola al margen de todos los discursos, de los argumentos encartonados que la pedagogía nos insufla desde las mesas de las aulas”.