Honores para la novia del filin

Honores para la novia del filin

Etiquetas: 
Músicos, Santiago de Cuba, música tradicional, UNEAC
  • Omara Portuondo junto a Eliades Ochoa durante la celebración de su cumpleaños en Santiago de Cuba.
    Omara Portuondo junto a Eliades Ochoa durante la celebración de su cumpleaños en Santiago de Cuba.

El merecidísimo homenaje de respeto y cariño que los músicos capitalinos le concedieron a Omara Portuondo por su 86 cumpleaños en el Teatro América, estuvo antecedido al realizado en Santiago de Cuba, donde igualmente los artistas veneraron a la  Diva del Buena Vista Social Club.

Organizado por los Estudios Siboney de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, la EGREM santiaguera y la filial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), como parte del reconocimiento a Omara, invitó al grupo femenino Morena Son, quien le ofreció su repertorio a la afamada intérprete, la cual se incorporó como una cantante más de la agrupación.

La celebración por el onomástico de Omara Portuondo en Santiago de Cuba, sirvió para inaugurar el Ranchón del Músico, en el Parque de los Sueños, al que asistió también otro grande de la música tradicional cubana, Eliades Ochoa, su compañero del Buena Vista Social Club y al que igualmente se le honró por su cumpleaños.

Tanto Eliades como Omara sostuvieron un intercambio con la prensa donde comentaron sobre sus planes futuros y la satisfacción que sentían por estar nuevamente en Santiago de Cuba. Igualmente agradecieron los honores recibidos en una ciudad que constituye un ícono musical, cuna del son y en la cual existe un público siempre atento a las propuestas musicales.

Con su habitual jovialidad ambos intercambiaron con los presentes, complacieron a todos los que solicitaron fotos y autógrafos, una muestra de sencillez y humildad, pues a pesar de su grandeza, no olvidan que forman parte de un pueblo que disfruta de su trabajo, los admira y quiere.

Con la inauguración del Ranchón del Músico en Santiago de Cuba, la provincia dispone de un nuevo espacio cultural para beneplácito de sus moradores y visitantes, donde también se puede disfrutar de la sazón típica de la región, degustada por Omara, Eliades y todos los amantes de la comida criolla.