Huellas: Mancuso el de Bejucal, radio debate en la UNEAC de Mayabeque

Huellas: Mancuso el de Bejucal, radio debate en la UNEAC de Mayabeque

Etiquetas: 
UNEAC, Mayabeque, Radio Progreso
  • Colectivo de Huellas junto a compañeros de lucha de Eduardo García en el monumento ubicado en el parque de Bejucal. Fotos del autor
    Colectivo de Huellas junto a compañeros de lucha de Eduardo García en el monumento ubicado en el parque de Bejucal. Fotos del autor
  • Caridad Martínez y Orieta Cordeiro en la UNEAC de Mayabeque. Fotos del autor
    Caridad Martínez y Orieta Cordeiro en la UNEAC de Mayabeque. Fotos del autor

Un radio debate del programa Huellas, titulado Mancuso el de Bejucal de la Emisora Radio Progreso, dedicado al 80 aniversario del Natalicio del Capitán Eduardo García González se realizó en la sede del Comité Provincial de la UNEAC de Mayabeque.

Miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC), compañeros de lucha del mártir, estudiantes del Instituto Preuniversitario Urbano que lleva su nombre, historiadores y representantes de las organizaciones políticas y de masas escucharon la obra radial y compartieron con su colectivo realizador, encabezado por su guionista y directora Orieta Cordeiro Medina, además de los Premios Nacionales de la Radio: Iván Pérez Ramírez y Caridad Martínez González, todos miembros de la UNEAC.

Varios de los presentes compartieron anécdotas y pasajes de la vida y trayectoria revolucionario de Eduardo García, nacido el 6 de marzo de 1937 y caído en el Combate de Sagua de Tánamo el 23 de diciembre de 1958, a pocos días del triunfo revolucionario del primero de enero.

Oscar Echazábal Carballo, uno de los testimoniantes señaló que Mancuso como lo conocían en su pueblo natal dirigió la célula local del Movimiento 26 de Julio, que desarrolló actividades de propaganda revolucionaria en contra de la dictadura de Fulgencio Batista; recaudó fondos para la expedición del Yate Granma, en un memorable guateque campesino donde participaron poetas del a talla de Angelito Valiente y Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, así como apoyó las acciones del 30 de noviembre, en respaldo al desembarco de los revolucionarios.

Lázaro Silva Ochandía, presidente de la filial de Cine, Radio y Televisión de la UNEAC en Mayabeque se refirió al magistral uso de los recursos sonoros para recrear momentos importantes de la historia como la detención de Mancuso, el juicio en la audiencia de La Habana y su participación en la Huelga de Hambre en el Castillo del Príncipe.

Por su parte el escritor Reynaldo Medina, presidente en funciones de la UNEAC mayabequense resaltó el valor histórico de los relatos, el modo efectivo de narración, el uso de los efectos y la calidad de las actuaciones que contribuyen a que el oyente en su imaginación aprecie con claridad esos pasajes y puso como ejemplos de su impacto espectador: la crueldad de los esbirros de la dictadura y la rudeza de la batalla donde cayó El Habanero, como bautizaron sus compañeros de la Columna 17 Abel Santamaría del Ejército Rebelde a Eduardo García González.

De vital importancia para el programa resultó el testimonio de Caridad Martínez González, prima de Mancuso, quien junto a los combatientes bejucaleños, el colectivo de Huellas y otros trabajadores de Radio Progreso visitó el monumento que honra al héroe en el parque de la localidad y el Mausoleo que guarda sus restos en el cementerio bejucaleño, donde se colocaron ofrendas florales. Más tarde recorrieron las instalaciones del Centro Nacional de Biopreparados (Biocen), una de las principales instituciones de la industria biofarmacéutica cubana, que contribuye al desarrollo de ese municipio y del país.

Nanci Labrada Ramos, primera Secretaria del Partido en Bejucal agradeció al colectivo de Huellas por este trabajo y a la UNEAC por la contribución a su conocimiento, debate y enriquecimiento con vistas a futuras realizaciones de Radio Progreso, las cuales deben ir dirigidas fundamentalmente a las nuevas generaciones, encargadas de preservar la memoria de los héroes y mártires de la patria como pilares fundamentales de la Revolución y la sociedad que construimos.