II Festival de la Salsa

II Festival de la Salsa

Etiquetas: 
Músicos, salsa, festival
  • El Festival acontece del 21 al 26 de febrero en La Habana.
    El Festival acontece del 21 al 26 de febrero en La Habana.

El Parque Metropolitano y la subsede de la Pérgola del Hotel Comodoro celebran la fiesta de la salsa cubana por estos días. El presidente del Comité Organizador, Maikel Blanco, preparó para este segundo festival: conversatorios, bailes masivos, comparsas, DJ, talleres de música.

El Parque Metropolitano está situado bajo el Puente de Almendares, en Marianao, cerca del Salón Benny Moré de La Tropical. Desde la década de 1960, se aprovechaban Los Jardines de La Tropical, Jardines de San Francisco de Paula, Amores de Verano en Prado y Neptuno y las muchas sociedades como el Club Social Buena Vista, Marianao Social y muchos más.

En esta edición estarán las más reclamadas bandas de salsa de cubanas: Anacaona, Tania Pantoja, NG La Banda, Havana D´Primera de Alexander Abreu, El Noro y primera clase clase, Maikel Blanco y su salsa mayor, Pupy y los que son son, Adalberto y su Son, Los Van Van, Paulo FG, Bamboleo de Lazarito Valdés, Enrique Álvarez, Papucho, Mónica Mesa, Yaser Ramos y 9 milímetros, Papucho y Manana Club. También están programados a participar varios DJ invitados de los EE.UU., Inglaterra, Argentina y Cuba. Como vemos es una verdadera cabalgata, un carnaval de la alegría y el baile popular.

El staff de bandas que podremos disfrutar agrupa a muchas de las bandas iniciales del boom de la salsa o la timba cubana, además, están incluidas muchas de nueva formación. Es una buena opción para encontrarnos con el nuevo trabajo creativo de la música bailable. Por aquí podremos disfrutar la sabrosa música, la mezcla social que actualmente posee la capital.

Desde Alicante, España llegó uno de los amantes de la salsa y el baile cubano, se nombra José Antonio Perea Redondo, “soy amante de la salsa cubana, es la verdadera, la original, la que reclaman en Europa. Debo decirles que en Europa hay fiebre con el baile Casino y la salsa. Existen muchas escuelas de baile, salones y amantes de Cuba. Es algo que debe aprovecharse. En estos momentos de crisis económica en Europa, especialmente en España, la música está sirviendo como una especie de salvamento, en busca de un poco de alegría en esta confusa época de guerras y emigraciones”.

Huelga decir que, desde la etapa colonial, los negros esclavos venidos de África también utilizaron la música como alivio ante el peso que gravitaba sobre sus vidas. También se empleó como elemento de salvación en la Guerra por la Independencia de Cuba. Estos son datos que, muchas veces, no comprenden los directivos de la cultura. O sea, la música y el baile es algo más que un elemento estético, es algo más que una cultura del lujo (ornamentación), es una necesidad espiritual y social de los hombres.

La salsa es, en resumen, la música popular bailable de Cuba, la música que más identifica a Cuba, la que hincha las venas de la unión, la identidad y la alegría. Es la mejor carta de presentación ante el torrente de turismo que nos visita y, es el verdadero espejo de la sociedad cubana.

Además, se crearon El Mambí, en el parqueo del cabaret Tropicana, en la década de 1990, el área, en los terrenos el frente de la Terminal de Ómnibus, EL Cajón el Malecón, en la calle D, El Vedado, La Piragua, al costado del Hotel Nacional, El Palacio de la Salsa, en el cabaret Copa Room del Hotel Riviera, La Cecilia y otros.

Solamente acotamos que en próximos eventos, puedan darse cita los verdaderos investigadores (populares) que han estudiado y conocen de cerca (in sito), la música salsa, la música bailable, la música del pueblo. Todavía existen muchas incomprensiones de la trayectoria, importancia y validez de la llamada salsa, de lo que fue la timba y de lo que hoy es la música bailable en el campo internacional.

Para una ciudad de más de dos millones de habitantes y mucha población flotante, los eventos y lugares de bailes son insuficientes, por ese motivo nos alegra cualquier evento que lleve al pueblo al encuentro con su verdadera y auténtica cultura.