Imágenes de Ernst Rudin dan la bienvenida al 16 Festival Internacional de Teatro de La Habana

Imágenes de Ernst Rudin dan la bienvenida al 16 Festival Internacional de Teatro de La Habana

Etiquetas: 
Escénicos, Plásticos, Ernst Rudin, Complejo Cultural Bertolt Brecht, 16 Festival Internacional de Teatro de La Habana
  • Grandes figuras de las tablas pueden ser vistas en acción.
    Grandes figuras de las tablas pueden ser vistas en acción.
  • Ernst Rudin disfruta presentar en la isla sus instantáneas.
    Ernst Rudin disfruta presentar en la isla sus instantáneas.

El profesor y fotógrafo suizo Ernst Rudin estará inaugurando hoy una de las primeras exposiciones del 16 Festival Internacional de Teatro de La Habana bajo el título Acento en el ojo, miradas del teatro cubano 1997-2014, en la Galería Raúl Oliva del Complejo Cultural Bertolt Brecht.

La muestra personal de Rudin, quinta en Cuba, reúne en esta ocasión 160 fotografías impresas, y otro tanto que serán proyectadas en una pantalla digital para disfruten los espectadores, de instantes memorables de una puesta en escena.

Grandes figuras de las tablas pueden ser vistas en acción: Miguel Navarro, José Antonio Rodríguez, Alina Rodríguez, Susana Pérez, Pancho García, o tan jóvenes como: Daysi Forcade, Yaité Ruiz, Alejandro Milián, Leidis Díaz y Lulú Piñera.

Desde 1997 y tomando a la fotografía como herramienta de documentación de sus investigaciones sobre el teatro cubano, el profesor de la Universidad de Friburgo, disfruta presentar en la isla sus instantáneas, sin seguir cánones y ajustando su mirada a lo que la escena le brinda en sus visitas anuales a Cuba.

Esta selección de imágenes rescata a Las Bacantes o La otra tempestad, de Teatro Buendía, espectáculos de la década del 90, junto a los más recientes Aire frío, Talco o Fichenla si pueden, de Argos Teatro, por sólo citar ejemplos.

Lo analógico y lo digital se miran de frente, en amplias bandas de fotos relativamente grandes, como si de esta manera Rudin quisiera demostrar cuánta grandeza hay en cada tecnología, y como el diálogo y la comunicación se establecen con el espectador y se estuviera así, desprovisto de soportes.

Él no discrimina. Justamente por ello destaca en sus palabras finales del catálogo: “Hay acentos en los ojos que no los tiene la lengua. Espero que algo de eso se vea en esta exposición

La muestra personal estará abierta hasta el 24 de enero en la Galería Raúl Oliva.