Inaugurarán nuevo Archivo Fílmico del ICAIC

Inaugurarán nuevo Archivo Fílmico del ICAIC

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, Medios audiovisuales, ICAIC
  • El nuevo Archivo Fílmico del ICAIC se ubicará en Tulipán y Bellavista, en el capitalino municipio de Plaza de la Revolución.
    El nuevo Archivo Fílmico del ICAIC se ubicará en Tulipán y Bellavista, en el capitalino municipio de Plaza de la Revolución.

La inauguración del nuevo Archivo Fílmico del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), el próximo día 23, constituye una de las acciones más relevantes de cuantas se vienen desarrollando con motivo de la celebración, el venidero 24 de marzo, el aniversario 57 de la institución.

La instalación, ubicada en Tulipán y Bellavista, en el capitalino municipio de Plaza de la Revolución permitirá, por sus capacidades, concretar el anhelo de que la conservación del patrimonio fílmico abarque toda la producción nacional, y no se limite a las películas realizadas con el auspicio de la institución que fundara Alfredo Guevara en 1959.

Según informó en un encuentro con la prensa Roberto Smith, presidente del ICAIC, el nuevo archivo dispondrá del espacio necesario para el almacenaje de las copias negativas y positivas, así como para los procesos de restauración y digitalización de las cintas.

Para ello contará con una climatización adecuada, máquinas limpiadoras y scanner digital, equipos todos de muy altos precios en el mercado internacional, cuya adquisición fue posible desde el apoyo brindado por el Ministerio de Cultura.

También tiene como ventaja la proximidad con el inmueble que ocupa la Distribuidora de Películas, lo cual abaratará los costos que pueda ocasionar el traslado de los filmes.

Con anterioridad, en esa edificación se encontraba instalado el Laboratorio Fílmico del ICAIC, el cual si bien significó en su momento un adelanto tecnológico que permitía hacer las copias en colores de 35 mm dentro del país, actualmente resultaba obsoleto, ya que el procesamiento digital no necesita de esa tecnología.

No obstante, las inadecuadas condiciones de que disponía el ICAIC para la conservación de sus producciones, las copias negativas siempre estuvieron a buen recaudo, por lo que el deterioro que sufrieron algunas cintas durante la difícil década de los años 90 no afectó en lo fundamental al patrimonio cinematográfico de la nación.