Jornadas de Cine Eslovaco en La Habana

Jornadas de Cine Eslovaco en La Habana

Etiquetas: 
ICAIC
  • De izquierda a derecha: Sindy Riverí, especialista del ICAIC; Imelda Selkova, Coordinadora del Instituto Eslovaco de Cine; Román Hostak, Embajador de Eslovaquia y Lilliam Morales, especialista del ICAIC. Foto de la autora
    De izquierda a derecha: Sindy Riverí, especialista del ICAIC; Imelda Selkova, Coordinadora del Instituto Eslovaco de Cine; Román Hostak, Embajador de Eslovaquia y Lilliam Morales, especialista del ICAIC. Foto de la autora

Desde el pasado martes y hasta el próximo día 11 se están desarrollando en la Sala 1 del Multicine Infanta las Jornadas de Cine Eslovaco, a cuya apertura asistió la ministra de Cultura de ese país, Sra. Lubica Lassakova, quien viajó a La Habana con el propósito de estrechar los lazos de colaboración entre ambas naciones en esta esfera.

El thriller titulado La línea (2017) fue el seleccionado para iniciar el programa, atendiendo a la gran acogida que ha tenido por parte del público europeo y a que el pasado año le mereció a Peter Bebjak el Globo de Cristal al mejor director, otorgado por el prestigioso Festival de Cine de Karlovy Vary.

De acuerdo con la crítica, en este filme acerca del jefe de una banda mafiosa que trafica cigarrillos en la frontera entre Eslovaquia y Ucrania, en momentos en que esta se encuentra a punto de cerrar por el Acuerdo de Schegen, Bebjak logra una vez más mezclar elementos de cine de género y de autor, inscribiéndose con su estilo en el llamado neo-noir.

El domingo cerrará las Jornadas el road movie Out (2017), ópera prima de Gyorgy Kristóf, cuya presencia se espera para la proyección del filme en el Multicine Infanta.

En el que resultó el primer largometraje eslovaco admitido en la selección oficial del Festival de Cannes, el director aborda los encuentros y sucesos inesperados que experimentará el cincuentenario Ágoston, durante el viaje que emprende por Europa del Este en busca de trabajo y de cumplir su sueño de pescar un gran pez.

Enmarcadas por dichos largometrajes de ficción también se exhibirán durante estos días los dramas Nuestro pequeño puerto, de Iveta Grófová, y Sucia, de Tereza Nvotová; al igual que Stanko, otro road movie al que su director Rasto Boros le imprimió tintes de tragicomedia. Los tres igualmente de reciente factura y bien recibidos por la crítica y el público.

Se desmarca en más de un sentido de estas propuestas el animado para adultos  La condesa sangrienta (1980), de Viktor Kubal, iniciador y figura icónica del género en Eslovaquia, físicamente desaparecido en 1997.

Tras su restauración y digitalización, el mencionado filme tuvo una presentación especial en 2017 en el Grand Lyon Film Festival Lumiére, de Francia y, este año, en el Festival Internacional de Cine de Fantasía Sitges.

Según expresó a la prensa Imelda Selkova, Coordinadora del Instituto de Cine Eslovaco, para el retorno de las producciones de su país, tras muchos años de ausencia en nuestras pantallas, fueron seleccionadas las películas más relevantes y representativas de la reanimación que está teniendo allí el séptimo arte, con la salida al mercado de unos treinta títulos anuales de significativa calidad.

En el encuentro, en el que estuvo acompañada por el Excmo. Sr. Roman Hostak, Embajador de Eslovaquia, la funcionaria dijo que es de esperar que, tras la inminente firma de un Convenio de Colaboración entre los Ministerios de Cultura de ambos países, estas Jornadas se mantengan y también se celebren en Bratislava en años alternos, con la exhibición de películas cubanas.