La música popular a debate en preparación al Congreso de la UNEAC

La música popular a debate en preparación al Congreso de la UNEAC

Etiquetas: 
IX Congreso UNEAC, Proceso Asambleario del IX Congreso
  • El encuentro estuvo presidido por Miguel Barnet y Luis Morlote, Presidente y Vicepresidente primero de la organización; Olga González, del Comité Central del Partido; Nereida López, del Sindicato de la Cultura; Angel Bonne, Presidente de la Sección, y Marta Bonete, del Instituto de la música. Foto del autor
    El encuentro estuvo presidido por Miguel Barnet y Luis Morlote, Presidente y Vicepresidente primero de la organización; Olga González, del Comité Central del Partido; Nereida López, del Sindicato de la Cultura; Angel Bonne, Presidente de la Sección, y Marta Bonete, del Instituto de la música. Foto del autor

Un balance del trabajo realizado por la sección de Intérpretes de Música Popular de la Asociación de Música fue realizado en la mañana del martes 12 de febrero en la sala Bertold Brecht de la capital, como reunión preparatoria del IX Congreso de la UNEAC.

El encuentro estuvo presidido por Miguel Barnet y Luis Morlote, Presidente y Vicepresidente primero de la organización; Olga González, del Comité Central del Partido; Nereida López, del Sindicato de la Cultura; Angel Bonne, Presidente de la Sección, y Marta Bonete, del Instituto de la música, entre otros funcionarios de la cultura, la radio y la televisión.

El Presidente de la Asociación de Música, Guido López Gavilán, realizó una amplia introducción en la que destacó los principales resultados del trabajo realizado, lo que no significa que se esté conforme con la solución a todos los problemas planteados por la membresía. Especialmente, se refirió a la promoción de géneros musicales, los premios entregados y la atención a los miembros en la medida de las posibilidades de la organización, entre otros temas.

La primera propuesta a debate fue la idea de subdividir a este amplio grupo de creadores en tres secciones, que particularizara a trovadores, vocalistas e instrumentistas. La idea era facilitar la comunicación con ellos a profundidad y conducir más eficientemente sus preocupaciones. 

Sin embargo, la necesidad de garantizar mejor la unidad de los artistas fue más valorado por los presentes, en lugar de dispersar sus intereses. Se insistió en la importancia de enfrentar de conjunto problemas comunes, que van más allá de esa especialización, como la banalización de la música, la monetarización de la creación artística y el financiamiento de proyectos culturales viables. 

El ciberespacio y la gran influencia de internet en la creación y la difusión musical, la sonoridad del entorno público, el necesario apoyo de las instituciones culturales y la deficiente promoción artística en las escuelas, en detrimento de la educación popular, el mal gusto que impera en muchos lugares a partir de decisiones empresariales y la falta de espacios en dónde los trovadores puedan encontrar una remuneración adecuada, fueron algunos de los temas iniciales de discusión.

Otras preocupaciones de gran interés se relacionaron con la atención a las programaciones culturales en los espacios estatales y privados, sobre todo en función de evitar el amiguismo; la desaparición de eventos culturales de arraigo popular y promoción artística de calidad, como el Concurso Adolfo Guzmán entre otros, y la reducción considerable de la vida nocturna de la ciudad en beneficio de la música grabada lo que, además de afectar la promoción, disminuye la posibilidad de fuentes de trabajo para muchos de los artistas profesionales que ponen muy en alto la música cubana.

Asimismo se analizó la necesidad de profundizar en la remuneración a los músicos, en correspondencia con la preparación y la calidad del arte que brindan; la baja representación de las empresas musicales en relación con el incremento del turismo y la deficiencia en la enseñanza de la música popular en nuestras escuelas, con la necesidad de crear programas que la integren.

Muchos otros fueron los temas a debate que, a decir del Vicepresidente Morlote, deben formar parte de la plataforma de trabajo del nuevo liderazgo que surja del proceso electoral, como ejercicio cotidiano, para utilizar creativamente la inteligencia colectiva de los artistas.

El encuentro culminó con un llamado, por parte de Olga González, a resolver los viejos problemas y a no permitir que los nuevos se añejen, a canalizar mejor las preocupaciones y no cansarse en el empeño de tratar de hallar las soluciones.

Al finalizar el encuentro se dio a conocer el nuevo liderazgo de la sección, que estará a cargo de Orlando Vistel como Presidente, Miguel Patterson vicepresidente y Emilia Morales de secretaria. Como delegados al Congreso por la sección asistirán Miguel Patterson, José Loyola, Orlando Vistel, Emilio Morales, Rembert Egües y Angel Bonne.

Además, se eligieron como Candidatos al Consejo Nacional de la UNEAC a Miguel Patterson, José Loyola y Orlando Vistel; este último también electo como miembro del ejecutivo de la Asociación de Música.