La obra de Santiago Álvarez, arma de lucha de nuestros pueblos

La obra de Santiago Álvarez, arma de lucha de nuestros pueblos

Etiquetas: 
Audiovisuales, cine
  • Imagen del documental Now, de Santiago Álvarez
    Imagen del documental Now, de Santiago Álvarez
  • Lázara Herrera, directora de la Oficina Santiago Álvarez
    Lázara Herrera, directora de la Oficina Santiago Álvarez

La cultura cubana ha sido expuesta audiovisualmente, entre otras maneras, por la generosidad de un género que permite testimoniar hechos y verdades desde diversas formas de expresión, como por ejemplo los magistrales documentales del Miembro de Honor de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba e Intelectual internacionalista, Santiago Álvarez. 

A dos décadas del fallecimiento del destacado realizador cubano Santiago Álvarez, se acerca una jornada para recabar en la obra dedicada a plasmar, eternizar y hasta mejorar la sociedad, a través de los medios masivos tratados de forma artística; es por ello que el sitio web de la UNEAC se acerca a la viuda y Directora de la Oficina “Santiago Álvarez”, Lázara Herrera, que cada año convoca el Festival Internacional de Documentales Santiago Álvarez in Memoriam en la ciudad de Santiago de Cuba, para continuar en el mundo contemporáneo del cine documental como arma de lucha de nuestros pueblos.

¿Cómo Santiago Álvarez se inicia en la vida cinéfila?

“Santiago comienza en el ICAIC como Organizador de la Producción, dentro de ella existían 3 noticieros cinematográficos, pero que no estaban reflejado ninguno de los cambios que se estaban produciendo en el país, por lo que se nacionalizan esos noticieros y se crea el Noticiero ICAIC Latinoamericano donde el director era Alfredo Guevara, el cual designa a Santiago como realizador, porque Santiago era un hombre políticamente garantizado, que respondía al nuevo y naciente Cine de la Revolución; Santiago siempre decía que él había aprendido a hacer cine cortando”.

¿Cuáles cree que fueron los principales aportes de Santiago al cine, que crearon una posible llamada “estética de Santiago Álvarez”?

“Él empieza a inventar en sus realizaciones, a quitar cosas que le molestaban, iba todos los fines de semana que se estrenaba el noticiero al Cine Payret fundamentalmente, se sentaba al final para ver la reacción del público y esa reacción del público lo llevó a eliminar un poco al narrador sobre la imagen y a buscar formas de dar movimiento a la imagen de manera más animada, con una buena edición, música, intertítulos y todo lo que se le ocurría”.

¿Qué recuerda de Santiago Álvarez como profesional?

“Siempre fue muy cuidadoso sobre todo con el Noticiero, cuando él sacaba una noticia de crítica fuerte, hacía una investigación exhaustiva y nunca mostró nada en pantalla que no fuera cierto, ni nada que lacerara la imagen de la persona entrevistada, era muy exigente en eso, consigo mismo y con el personal que trabaja con él”.

El cronista cinematográfico de la revolución cubana, documentalista, generador constante de ideas, impulsor del trabajo colectivo, maestro de cineastas, pero sobre todas las cosas revolucionario incansable y fiel; por su labor como cineasta recibió más de 80 primeros premios en festivales internacionales y concursos nacionales, además del relevante Premio Nacional de Periodismo José Martíen el año 1991 que lo llevó a comentar en una ocasión que, para ser un buen documentalista, era preciso ser un buen periodista.