La Pluma de Cristal en La Lisa, a sus 30 años de fundada; rinde homenaje a José Martí

La Pluma de Cristal en La Lisa, a sus 30 años de fundada; rinde homenaje a José Martí

Por Néstor del Prado

El pasado viernes 24 de enero fui testigo activo de un evento sociocultural en el Municipio La Lisa, en que se hizo entrega de la distinción, La Pluma de cristal a cuatro destacados intelectuales cubanos, asociados a sendos libros de su respectiva autoría.

La Pluma de Cristal es la máxima distinción cultural que desde 1991, La Lisa, anualmente confiere a escritores cubanos que realizan un significativo aporte a la literatura, la historia, la ciencia, la enseñanza y a la ideología martiana y socialista de nuestra sociedad.

El objeto físico es una réplica en vidrio de la pluma con la que José Martí escribió durante su estancia de 15 años en Nueva York, cuando fundó el periódico Patria y el Partido Revolucionario Cubano; cuando escribió Yugo y Estrella, y La Edad de Oro.

Les ha sido otorgada, entre otros, a los poetas Miguel Barnet, Cintio Vitier, Carilda Oliver Labra, y Antonio Guerrero; a los novelistas Abel Prieto, Senel Paz, Marta Rojas y Daniel Chavarría; a los ensayistas José Antonio Portuondo, Natalia Bolívar, Isabel Monal, Graziella Pogolotti, Armando Hart, y Fernando Martínez Heredia; a los historiadores Eusebio Leal, Luis Báez, Eduardo Torres-Cuevas, Ernesto Limia, Ciro Bianchi, y Orlando Cardoso Villavicencio; y a los científicos Fidel Castro Díaz–Balart, Rodrigo Álvarez Cambra, Vicente Berovides, Agustín Lage, Lilliam Álvarez y Raquel Lorenzo.

En este año 2020, la distinción la recibieron, el sociólogo Juan Valdés Paz, el psicólogo Manuel Calviño, el historiador Yoel Cordoví y el poeta Alberto Marrero, sugerido a la presidencia del Poder Popular por un Comité integrado por Claribel, directora de la Biblioteca Municipal; Elio coordinador de la UNEAC y Manuel director de Cultura en el citado municipio.

El acto estuvo presidido por Yaomel Acosta el presidente y Milay Gallardo la vicepresidenta de la AMPP de La Lisa. Ambos muy jóvenes. Conversando con Yaomel, supe que es egresado de la segunda graduación de la Universidad de Ciencias Informáticas.

En este artículo me referiré a la distinción entregada al profesor Manuel Calviño, por razones que de inmediato explico.

El libro asociado a dicha distinción fue “Cambiando la Mentalidad. Empezando por los Jefes”, de la Editorial Academia de GECYT. Este libro publicado en el 2015, recibió el “Gran Premio del Lector”, que otorga el Instituto Cubano del Libro; y ha tenido tres reimpresiones por la demanda sostenida de los lectores.

En la fundamentación para otorgar la distinción se expresa:

Es tal su riqueza de temas y enfoques, de problemas y soluciones, que solo lo abarca la palabra complejidad: la de nuestra multifacética sociedad actual, y porque se proyecta hacia el futuro buscando el mejoramiento humano, que es lo más problemático que hay. Sin dudas que este es uno de los bien llamados Libros de Cabecera. Luego para decirle algo nuevo, vamos a señalar que es asimismo una obra de arte, con una estructura coral en la que la Voz Cantante es la del profesor Calviño, (que también es músico), seguido de cerca por el Presentador de cada Tema, el matemático y augur Néstor del Prado, y los Múltiples Participantes, que hacen cada pregunta que ponen a pensar al profesor, lo que es mucho decir. Y por último, pero no en último lugar, está el Humor Inteligente que la recorre de punta a cabo; por todas esas virtudes este es un manual de primeros auxilios para todos los que somos o seremos jefes.   

Entonces viene la circunstancia que motivó que yo accediera a representar a mi amigo y colega Manuel Calviño, en el citado acto.

Calviño no estaría en Cuba en esa fecha, y me solicitó que participara, ya que dicho libro era de la Editorial Academia, y que mi participación en el mismo estaba evidenciada.

Para evitar decir lo que solo le corresponde al autor, le pedí que me hiciera llegar unas breves palabras para darle lectura en el momento de explicar su ausencia.

 Aquí comparto con ustedes sus palabras:

Debo confesar que me sorprendió que desde la Lisa (territorio cargado de historia y de simbolismos, diverso y vital) me llegara una pluma tan icónica, cuanto inmerecida.

Una pluma martiana y de cristal, es decir una pluma que se empuña para la defensa de la cubanía y el compromiso, con transparencia y honestidad. Una pluma para la que solo es legítimo el acto de escribir  con todos y para el bien de todos.

Las causas y los azares no me permiten tomarla de la mano directa. Pero esto no me exime de mi seguro y consciente deber de honrar la entrega, la distinción, en cualquier circunstancia. La Lisa me otorga un regocijo, y yo le devuelvo mi convicción de ser fiel acreedor de su esmero.

Muchas gracias

Profesor Manuel Calviño.

Gracias al poder de las tecnologías de la información, durante el desarrollo de la actividad estuve conectado con Calviño, y le fui contando lo que allí sucedía. La señal de Datos Móviles estuvo excelente y pude enviarle algunas fotos y recibir sus impresiones en tiempo real.

En mi intervención de agradecimiento, además de leer las palabras ya citadas, expliqué el proceso peculiar de construcción y edición del libro. También di a conocer que el profesor Calviño se comprometió gustosamente a tener un encuentro con las personas que la dirección del PCC y la Asamblea Municipal de La Lisa consideraran pertinente.

La ceremonia de entrega estuvo acompañada de una presentación artística de altos quilates, con destacados representantes del municipio.

Como la Pluma de cristal se asocia a nuestro José Martí, hubo un homenaje emotivo y bien logrado a su memoria. Dos jóvenes bailadoras y el bien dicho poema por el conductor artístico interpretaron La bailarina española. Un cantautor interpretó canciones antológicas de Silvio, y una pareja de cantantes líricos, compañeros en la vida, nos deleitaron con selectas obras cubanas, que nos motivaron a ovacionarlos por la calidad de sus interpretaciones; ella y él  con voces de una perfección que nos recordó a las mejores voces que ha dado Cuba.

No quiero pasar por alto las palabras breves y profundas que pronunciaron Valdés Paz y Cordoví, reseñando sus libros y ratificando conceptos y proyecciones martianas y fidelistas muy a tono con las batallas que actualmente protagoniza nuestro pueblo.

Felicito a todos los liseños que cada año realizan una actividad de tanta importancia, en que Martí vuelve a brillar entre los cubanos.