Latinoamericanos en Feria

Latinoamericanos en Feria

Etiquetas: 
FILH 2018, Escritores, Cultura Maya
  • Aminta Buenaño trajo su primera novela publicada en Cuba, Si tú mueres primero (Editorial Oriente, 2017), narración finalista de un certamen literario en España. Foto del autor
    Aminta Buenaño trajo su primera novela publicada en Cuba, Si tú mueres primero (Editorial Oriente, 2017), narración finalista de un certamen literario en España. Foto del autor
  • Para Xun Betan, descendiente maya, la feria “es un lugar de encuentro, hay desarrollo, apertura y avance en el tratamiento de variados temas”. Foto del autor
    Para Xun Betan, descendiente maya, la feria “es un lugar de encuentro, hay desarrollo, apertura y avance en el tratamiento de variados temas”. Foto del autor

Representantes de lo más autóctono de Latinoamérica y del ahora y aquí,  se han visibilizados en esta XXVII Feria Internacional del Libro de La Habana (FILH), 2018. Es el caso de la ecuatoriana Aminta Buenaño y el mexicano Xun Betan. Ambos vinieron a la capital para dar a conocer su trabajo en el ámbito editorial.

Aminta, actual Embajadora de la República del Ecuador en Nicaragua, es profesora universitaria de la Facultad de Comunicación Social en su país. Alterna con el periodismo, actualmente tiene una columna dominical en el periódico Nuevo Diario, en Nicaragua.

Escribir ha sido su pasión, “desde niña he escrito y sigo escribiendo”, dijo. Nos trajo su primera novela publicada en Cuba, Si tú mueres primero (Editorial Oriente, 2017), narración finalista de un certamen literario en España.

La novela, según confesó, tuvo encuentros y desencuentros. Fue escrita hace algunos años, “tenía interés de retratar en mi país esos pueblitos pequeños que quedan en el olvido, en ellos hay un montón de historias: amorosas, de asesinatos, incestos,  etc., y no se advierten”, señaló.

La trama se centra en una ficción sobre una viuda que, durante la vida de su finado, lo lastimó en su amor propio, en franca manipulación de su caprichos, “cuando este muere se da cuenta en realidad que lo amaba y que nunca le demostró su amor, quiere erigir un mausoleo pero no tiene dinero; organiza una gira al mar”, destacó.

A medida, continúa la autora, que fue vendiendo los boletos para esa gira se revelan una serie de sucesos increíbles, “aquí hay mucho de mí, es un recorrido por el territorio psíquico de mi infancia, nací en un pueblito pequeño donde se contaban diversa relatos; hay algunos de mi abuela, mis tías y mi madre, la novela está nutrida con esa voz femenina”, enfatizó.

Ahora está inmersa en dos proyectos: una novela que aborda la vejez; la otra es resultado de sus cavilaciones a raíz de una crisis existencial: la pérdida de sus padres en menos de 40 días, “escribo está historia por mi madre, quiero que perdure en mi memoria”, concluyó.

Xun Betan, es un mexicano descendiente maya. La Habana ha sido para él como una casa, oportunidad única para socializar su labor de rescate de las lenguas y culturas originarias, “este es un lugar de encuentro, hay desarrollo, apertura y avance en el tratamiento de diversos temas”, afirmó.

Imparte talleres en su patria con este objetivo. Parte desde los inicios fundacionales hasta la contemporaneidad, “no es común la difusión de las lenguas originarias”, señaló.

Impartió una conferencia en La Cabaña sobre la literatura, arte y producción literaria en dialecto maya – Tsotsi- dialecto que necesita rescatarse, según su opinión. Es traductor y edita libros en esa lengua originaria, trabaja con muchachos y jóvenes para impregnar el conocimiento sobre sus antepasados.

Reconoce que la nueva hornada de escritores latinos han olvidado sus orígenes, “se han desvinculado de los ancestros, ¿cómo llegar a ellos desde la lengua y generar este contacto con su orígenes?, con estos folletos que difundo en lugares como estos, la feria ha sido un lugar de encuentro de apertura a temas como estos”, advirtió.

Xun Betan presentó un libro con la poesía de José Martí traducida al maya Tsotsi y otros textos del Apóstol cubano, como la carta inconclusa a Manuel Mercado, “es un homenaje a Cuba y a nuestro Apóstol, destacar su cercanía con Latinoamérica; él estuvo muy ligado a cultura azteca, tuvo una gran importancia en ella”, aseguró.

La literatura de Martí llega en un momento importante para México, cuya situación político social es compleja, opinó Xun, “cuando Martí nos habla en estos textos, nos habla de nuestro futuro social, ayuda a asimilar nuestra identidad”, concluyó.