Leonel López-Nussa: eterno en el tiempo

Leonel López-Nussa: eterno en el tiempo

Etiquetas: 
Músicos, Museo Nacional de Bellas Artes, Periodismo, arte cubano
  • Leonel López Nussa, pintor, grabador, dibujante, periodista, narrador y crítico de arte.
    Leonel López Nussa, pintor, grabador, dibujante, periodista, narrador y crítico de arte.

Sobre la Familia López-Nussa aún queda mucho por hablar y escribir. Su herencia artística trasciende tiempos y espacios para hoy, gracias a lo genuino de sus raíces y a la perseverancia y disciplina de su descendencia, continuar satisfaciendo en innumerables contextos dentro y fuera del país, los más disímiles y exigentes gustos.

El Sitio Web de la UNEAC sostuvo un ameno diálogo con Krysia López-Nussa, sobre las disímiles facetas su padre —pintor, grabador, dibujante, periodista, narrador y crítico de arte (1916-2004)—, y con el objetivo de promover, además, dos interesantes muestras expositivas programadas en octubre y noviembre próximos.

¿Cómo recuerdas a tu padre?

Para mí, al igual que para toda mi familia, es verdaderamente difícil hacer consideraciones sobre la trascendencia de mi padre. Estimo que toca a otros hacerlo. De cualquier forma el tiempo y el espacio dirán. Por mi parte quiero dar a conocer la magnitud de su obra; lo mucho y diverso de su trabajo y sin dudas, puedo decir que mi padre fue un ferviente, dedicado y enamorado trabajador del arte.

Es cierto que su máxima siempre fue la frase Todo a un tiempo, ¿Fue así su máxima en su manera de trabajar, de vivir en familia?

Ciertamente. No perder tiempo era su manera de vivir, de trabajar. Hay que ver en su estudio las carpetas repletas de recortes de periódicos y revistas de su época cuando era periodista cultural, ilustrador, crítico de cine y de teatro. Todo a un tiempo también, como gran lector, sentado frente a su mesa de trabajo.

Disfrutaba el arte en todas sus proyecciones. Podías verlo en conciertos de música clásica o de jazz; admiraba a cantantes como Miriam Ramos o Pedro Luis Ferrer e incluso, cuando ya no ejercía la crítica, siempre estaba junto a mi madre, en cualquier estreno artístico y como buen “espectador” se levantaba de la butaca antes de concluir la función. Luego en casa se discutía, se confrontaba lo visto o dejado de ver.

Lo recuerdo en la construcción de una modesta casita en la playa-campo de Jibacoa, donde pasamos fabulosas vacaciones para una modesta economía. Rememoro que íbamos de excursión a buscar guayabas o limones, frutas con las que él hacía una jalea exquisita, la que hoy todavía ninguno de nosotros ha superado.

Todo a un tiempo: el CDR, las reuniones de trabajo, las movilizaciones, los trabajos voluntarios, las escuelas al campo de los hijos. Propiciaba el gusto por la lectura, el disfrute de una obra de arte, una película, una función de títeres, en fin, el disfrute espiritual y el goce de lo bello sin imposiciones ni dogmatismos. Disciplina y orden, eso sí, pero también libertad e independencia.

Cuando ya los hijos crecieron y tuvieron familias propias, eran frecuentes las reuniones por cada onomástico o simplemente una tarde de domingo para un té con panetela.

La próxima muestra Leonel López-Nussa, en el Estudio-Galería Los Oficios (octubre próximo), posee una fuerte carga semántica. ¿Por qué la imagen de la mujer en esta oportunidad?

La exposición nace con el objetivo de recordar el trabajo crítico sobre la plástica que se realizaba en los años 70 y 80 en la revista Bohemia y, en particular, el de Leonel López-Nussa.

En el Número 17 de dicha revista, fechado el 25 de abril de 1975, aparece en la sección Arte y Literatura el trabajo Cuatro pintoras surgidas con la Revolución, dedicado a las entonces jóvenes pintoras Flora Fong, Isavel Jimeno, Nélida López y Zayda del Rio.

A más de cuatro décadas de este trabajo considero que constituye un hermoso recordatorio para las ya no tan jóvenes, pero sí muy reconocidas —nacional e internacionalmente— artistas de la plástica y para quien tuvo la excelente idea de unirlas dentro de un contexto expositivo.

Las Musas majas de López-Nussa, nos muestra algunas de sus obras de los años setenta y obras recientes que no necesariamente representan a la mujer. En Las Musas él les brinda honor eterno.

Asimismo, el 26 de noviembre próximo convocamos a otra cita cultural cuyo título es: Ele-Nussa: su letra, su arte, su música, en la Galería Antonio Rodríguez Morey del Museo Nacional de Bellas Artes.

El espectador tendrá la oportunidad de conocer algunos elementos de su papelería, donde se incluyen trabajos publicados, correspondencia, fotos, libros, revistas, ilustraciones, objetos personales y dibujos en pequeño formato. Por su parte, Ruy López-Nussa y La Academia acompañarán dicha muestra con un concierto.