Liliana Casanella Cué: gran pérdida para la cultura cubana

Liliana Casanella Cué: gran pérdida para la cultura cubana

Hace pocos días supimos del fallecimiento de Liliana Casanella Cué, y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC, expresa su más profundo dolor por tal pérdida para sus seres queridos y para la cultura en nuestro país.

Nació en Santiago de Cuba en junio de 1965. Se licenció en Filología por la Universidad de Oriente; y luego en la Universidad de las Artes, ISA, estudió una maestría en Música, con mención en Musicología. Ese fue su campo de acción más preponderante.

Durante más de dos décadas fue especialista del Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana, CIDMUC; y también se desempeñó como jefa de redacción de la revista Clave. De acuerdo con las referencias, Liliana hizo énfasis en la música cubana, y se convirtió en una «autoridad en la investigación de los ritmos populares bailables, en especial sus letras».

Liliana fue una estudiosa de las tendencias y estilos de nuestras tradiciones musicales más populares, aunque también le dedicó atención a la campesina, el bolero, el merengue, el rap y el reggaetón; con especial interés en el tratamiento que ofrecen muchos de los textos hacia la mujer, no pocas veces desde una postura clasista y racial, con evidente deterioro ético.

De manera general Liliana dedicó años al análisis integral y a entender cuán valiosa resulta la música bailable para nuestra idiosincrasia.

Con la experticia adquirida a través de los años se convirtió en una voz de referencia, y es por eso que participó en eventos nacionales y foráneos, ofreció conferencias y fungió como jurado en festivales.

Durante su trayectoria como investigadora publicó en numerosas revistas especializadas. Asimismo, por sus aportes recibió reconocimientos por instituciones como la UNEAC, la EGREM, la Casa de las Américas, la Fundación Fernando Ortiz y el Instituto Cubano del Libro.

Desde nuestra postura institucional, su pérdida física significa un tremendo vacío para el universo sonoro cubano, al cual, seguramente, tenía muchas luces aún por aportar. Llegue a sus seres queridos las más sinceras condolencias.