Los niños y adolescentes camagüeyanos pintan el patrimonio cultural

Los niños y adolescentes camagüeyanos pintan el patrimonio cultural

Etiquetas: 
Camagüey, : Plásticos, Oficina del Historiador de la Ciudad
  • Es una manera para que los niños y adolescentes reconozcan la historia y se proyecten hacia el futuro. Fotos del autor
    Es una manera para que los niños y adolescentes reconozcan la historia y se proyecten hacia el futuro. Fotos del autor
  • Es una manera para que los niños y adolescentes reconozcan la historia y se proyecten hacia el futuro. Fotos del autor
    Es una manera para que los niños y adolescentes reconozcan la historia y se proyecten hacia el futuro. Fotos del autor

Niños y adolescentes devienen principales protagonistas de la acción cultural Caballetes Ambulantes, organizada por la Dirección de Investigaciones de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, donde los pequeños príncipes pintan el rico patrimonio agramontino.

En la emblemática Plaza de los Trabajadores, bajo la sombra de una ceiba centenaria, se intencionó la arqueológica, junto con una muestra de diferentes hallazgos antiguos de sitios de la ciudad de Camagüey y de Pueblo Viejo, Nuevitas, región donde se erigió la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, hace casi 505 años (2 de febrero de 1514).

Es una manera para que los niños y adolescentes reconozcan la historia y se proyecten hacia el futuro. Es una cualidad de contribuir al conocimiento desde una de la manifestación artística que más llama la atención a los más pequeños: las artes plásticas.

Caballetes Ambulantes, forma parte de la campaña Ciudad que vivo, Ciudad que soy que estimula la Oficina del Historiador y en este caso para que los pequeños de la casa conozcan la historia de la comarca de pastores y sombreros a decir del Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén.

Cuando cultiven el amor a la tradición y reconozcan los vestigios y testimonios de la historia aprenderán a cuidar la ciudad, cuyo centro urbano más antiguo es Patrimonio Cultural de la Humanidad. Sabrán también a comportarse mejor en los espacios públicos y involucrar a sus padres, abuelos y al público que asiste como espectador en Caballetes Andantes, aseguró la especialista Bárbara Oliva García.

Oliva García consideró que es una manera educativa y hermosa de contribuir  desde las investigaciones históricas y la Arqueología a la preservación del patrimonio cultural.

Además han interactuado en el Parque Agramonte, antigua Plaza de Armas, que distingue por el monumento al Mayor Genera Ignacio Agramonte y el entorno arquitectónico que rodea ese sitio histórico.

La sección Caballete Andante inició el verano A disfrutar Cuba en la Plaza de la Solidaridad, entorno arquitectónico y el acontecer cotidiano que fueron recreados por niños y adolescentes en sus obras plásticas.